Los certificados de pesca sostenible
El Consejo de Administración Marino (MSC) ha creado un certificado estándar internacional para la pesca sostenible, con el fin de recuperar los productos pesqueros en declive. Actualmente, la etiqueta azul se puede ver en los envases de mariscos y pescado fresco de más de 3.000 productos en 59 países de todo el mundo. El sello confirma que el pescado y marisco ha sido gestionado de manera respetuosa con el medio ambiente. Esta certificación ecológica puede ayudar a combatir el problema mundial de la sobrepesca.

De momento, el programa de certificación es opcional, pero para conseguirlo, las pesquerías tienen que superar un proceso que acredite sus procesos pesqueros, llevado a cabo por organismos independientes pero avalados por el MSC. Es importante saber que este certificado es para la pesca silvestre y no incluye la producción de la acuicultura, aunque sí permite certificar las pesquerías de los piensos para peces.

La mitad del pescado y marisco mundial provienen de países en vías de desarrollo.

Por desgracia, las prácticas abusivas y destructivas completamente ilegales han llevado al agotamiento a más del 80% de las pesquerías europeas, haciendo de la sobrepesca un problema cada vez más grave. Debido a eso, algunas especies que eran comunes en tiempos pasados, ahora son difíciles de conseguir, lo que hace aumentar su precio en el mercado.

En ese sentido, los consumidores tienen un papel fundamental, pues pueden frenar esta tendencia eligiendo productos pesqueros capturados y elaborados de forma sostenible, evitando las especies más amenazadas.