Los chinos del norte vivirán 5 años menos que los del sur por la contaminación
China se ha convertido en un gran problema ambiental para todo el mundo. El problema ha llegado a tal punto de gravedad que se vende aire puro en lata.

Pero si es un problema para todo el problema, más aún lo es para sus habitantes. Y, especialmente, para los del norte. Así lo asegura un estudio elaborado por expertos de China, Israel y Estados Unidos: los casi 500 millones de ciudadanos del norte del país vivirán, de media, cinco años menos que sus compatriotas del sur.

Cinco años menos de vida debido a que el aire que respiran está más contaminado. En China, se puede respirar aire contaminado… o aire aún más contaminado.

La causa principal es el uso del carbón. Así que no sólo se contribuye al calentamiento climático, sino que también se pone en peligro la vida (o, al menos, se reduce la esperanza de vida) de los ciudadanos. Y es que hubo una política de facilitar carbón gratis a los habitantes de las regiones más frías de China, lo que dañó el medio ambiente y causó más casos de enfermedades relacionadas con la contaminación del aire.

Carbón para calefacción

Los chinos del norte vivirán 5 años menos que los del sur por la contaminación
El programa de carbón gratis para las zonas frías ya no sigue en vigor, pero la contaminación se mantiene en muchos edificios que usan calderas anticuadas que necesitan carbón para funcionar.

El estudio demuestra, por otra parte, que la esperanza de vida de las personas depende, cada vez más, del aire que respiran. De este modo, igual que los Gobiernos tratan de controlar las enfermedades infecciosas o el humo de los cigarrillos, deberían comenzar a controlar y reducir los niveles de contaminación para aumentar la esperanza de vida de sus ciudadanos. Así lo cree Michael Greenstone, profesor del Instituto de Tecnología de Massachussets y uno de los colaboradores del estudio.

China es el principal emisor de dióxido de carbono (CO2) del planeta, casi duplicando los niveles de Estados Unidos, el segundo país que más polución produce. Un problema global, pero, sobre todo, un problema para los propios chinos.