Los chinos quieren plantar vegetales en la Luna y Marte
La agricultura en condiciones ingrávidas es todo un reto que Pekín ha abordado con fuerza dentro de su ambicioso plan para convertirse en una potencia espacial a corto plazo. El objetivo es que los astronautas tengan alimentos frescos durante sus largas misiones en Marte o en la Luna y, por supuesto, que ellos mismos los cultiven allí arriba.

Según ha informado la agencia de noticias china Xinhua, los astronautas chinos ya pueden empezar a ser instruidos para cultivar hasta cuatro tipos de verduras con éxito en condiciones de ingravidez similares a las que encontrarán en sus próximas expediciones.

La agricultura galáctica, por lo tanto, será una más de las especializaciones de los siempre tan polivalentes astronautas, pero en esto Pekín no ha sido pionero, pues hace un par de años ya supimos de iniciativas parecidas para que los astronautas pudieran tener sus propios cultivos a bordo. En concreto, una interesante investigación que siguió las recomendaciones de la NASA para poderse cosechar en el espacio, finalmente eligió la variedad de fresa llamada Marina como la más idónea para obtenerse un rendimiento parecido al terrestre.

Granjas en el espacio, aire, agua y reciclaje

El objetivo, en principio, es garantizar la ingesta de frutos frescos hechos crecer en el espacio, que por otro lado es el único modo de que la tripulación se alimente de forma equilibrada. Además, Pekín pretende crear un sistema cerrado mucho más ambicioso, pues además de vegetales, también proporcionará aire y agua a los astronautas.

En concreto, las hortalizas cultivadas en una cabina de 300 metros cúbicos ha aportado las suficientes reservas de aire, agua y comida para los dos participantes en el experimento, informa Xinhua.

Aunque por ahora sólo se han logrado resultados óptimos con el cultivo de hortalizas, se espera obtener un nivel igualmente satisfactorio con otros estudios que también están desarrollándose, esta vez centrados en “la cría de animales para la carne y el uso de microbios para reciclar los residuos”.