Los desiertos ocupan un cuarto de la masa terrestre
La situación es cada vez más preocupante en nuestro planeta. En estos momentos, un cuarto de la masa terrestre, o lo que es lo mismo, 3.600 millones de hectáreas, está cubierta por desiertos, lo cual supone ya una amenaza para 1.000 millones de personas que podrían verse sorprendidas por la desertificación de más territorios en los próximos años.

Para evitar que las cosas empeoren todavía más, es fundamental gestionar de forma sostenible las tierras, por lo que el lema del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación no podía ser otro que el siguiente:

Mejorar los suelos en un lugar, mejora la vida en todas partes.

Margarita Astrálaga, directora regional del Programa Mundial de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) para América Latina y el Caribe, declaró que en estos momentos hay un 28% de las tierras que se encuentran en un estado severo de degradación.

Jan van Wambeke, especialista de la FAO sobre tierras y aguas, comentó las causas que están afectando principalmente a la desertificación:

– Deforestación
– Uso inadecuado de los recursos naturales
– Efectos del cambio climático

Según una estimación realizada por varias organizaciones, las pérdidas anuales producidas por la desertificación a nivel mundial pueden cifrarse en más de 40 mil millones de dólares, lo cual es algo tremendamente negativo.