Los ecologistas critican que España no aproveche la política verde de la PAC
La crítica no es nueva, y por mucho que se unan las principales ongs ecologistas para hacerse oir, mucho me temo que acabarán predicando en el desierto. O quizás no, quizás sirva de algo poner en la picota una política gubernamental que, a su juicio, no aprovecha el prometedor enfoque verde que quiere instaurar la Política Agrícola Común (PAC) de la Unión Europea.

Las organizaciones Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/Birdlife y WWF tienen muy claro que las oportunidades de mejorar agricultura hay que aprovecharlas, sí o sí. Más todavía si de lo que se trata es de definir cuál será la nueva orientación o filosofía de la PAC. De otro modo, estaríamos dejando pasar una ocasión única para conseguir, por fin, una actividad agraria sostenible que genere riqueza y empleo.

La queja se ha manifestado durante un debate sobre esta cuestión celebrado con representantes de la Unión Europea, políticos de instituciones europeas, estatales, regionales y agricultores. Entre otras reivindicaciones, los medioambientalistas han señalado como de importancia vital que las ayudas públicas se den a quienes respeten el equilibrio de los ecosistemas y generen bienes públicos con dificultades en los mercados.

Además, las organizaciones consideran que España tiene enormes posibilidades de cara a un posible modelo de agricultura y ganadería extensivas, considerándola un “referente”. En la misma línea, el representante de la Comisión Europea, Tomás García Azcárate, sentenció que “la agricultura debe ser sostenible o no será”, pues “sólo se podrá mantener el presupuesto actual y garantizar el futuro del sector agrario si se integran nuevos criterios ambientales en el pilar de ayudas directas”.

El apoyo a ecosistemas frágiles como la dehesa, el secano o la ganadería extensiva, así como a la agricultura ecológica fueron las principales demandas de los agricultores que participaron en el debate.