Los indonesios están masacrando a los orangutanes
Los expertos calculan que la cifra de orangutanes asesinados por cazadores en la isla indonesia de Borneo puede llegar a superar los setecientos ejemplares. Un estudio de la organización Nature Conservancy, publicado en la revista científica PLoSOne, indica que los habitantes locales matan a estos primates, que se encuentran en peligro de extinción, para proteger sus cultivos o para comerciar con su carne.

Los responsables del informe realizaron casi siete mil entrevistas en 687 localidades diferentes de Kalimantán, la parte indonesia de la isla de Borneo y el santuario más importante de todo el mundo para los orangutanes. En el sondeo, más de la mitad de los hombres encuestados reconoció haber matado al menos una vez en su vida a un orangután. Los motivos eran diversos: el miedo, la necesidad de comercializar su carne para ganar dinero o para proteger sus campos de cultivo.

El portavoz del Ministerio de Bosques de Indonesia, Ahmad Fauzi, ha puesto en duda la validez del estudio y ha advertido de que es necesario revisarlo para comprobar si es cierto lo que se afirma. Para la veterinaria Karmele Llano, directora de un centro de acogida de orangutanes en Kalimantán, quizás la investigación no esté realizada de la manera más adecuada, pero también afirmó que si ésos no son los números de muertes, andarán cerca.

Llano ha señalado que, en sus varios años de trabajo en Indonesia, ha visto varias veces cómo se vende carne de orangután en los mercados, así como comerciar con crías huérfanas tras la caza de sus madres. Por tanto, las cifras que baraja la organización Nature Conservacy no pueden sorprender a nadie.

En todo caso, hay que hay otras causas, indirectamente también causadas por el ser humano, por la que los orangutanes se encuentran en peligro de extinción. En especial, resulta preocupante la pérdida de su hábitat natural. Los bosques donde vive el orangután se reducen año tras año por la tala ilegal que practican empresas madereras y las que se dedican al cultivo de palma para extraer aceite. Entre unas causas y otras, la población de orangutanes en Borneo ha disminuido en unos 20.000 ejemplares durante los últimos años. En la actualidad, se calcula que hay unos 45.000 ejemplares vivos.