Los insecticidas provocan muertes masivas de abejas silvestres
No es una novedad el acelerado declive que han experimentado las abejas en los últimos años ni tampoco el peligro que siguen corriendo a consecuencia de distintos factores, en particular los pesticidas.

Atribuir su caída en picado a los pesticidas no fue algo inmediato. Hubo que esperar años hasta dar con el que es uno de sus principales dramas, pero una vez detectado el problema, no cesan de encontrarse nuevas evidencias.

Un reciente estudio, sin ir más lejos, alerta sobre la dimensión de este problema ahondando sobre la peligrosidad de un tipo de pesticidas denominados neonicotinoides.

Preocupación mundial

La novedad es su objeto de estudio, que en esta ocasión se centra en las abejas silvestres. Es decir, aquellas que no están produciendo miel para la apicultura, por lo que hacen sus propias colmenas (por lo general en huecos de árboles o en el suelo) y requieren de una amplia variedad de plantas para sobrevivir.

Además, hay miles de especies y su número, huelga decirlo, es mucho mayor, al tiempo que resultan más efectivas a la hora de polinizar.

Los insecticidas provocan muertes masivas de abejas silvestres
Hasta ahora, los estudios solían centrarse en las poblaciones de abejas domésticas. Todas las alarmas se dispararon cuando se comprobó que su población estaba diezmándose en medio mundo a un ritmo tremendo que las ponía contra las cuerdas.

De seguir así, se exterminarían en pocos años. Una situación alarmante no solo para los agricultores, obviamente. Tratándose de polinizadores todo lo que les afecte a ellas también lo hace a la humanidad y al medio ambiente en general.

En su caso, además de los pesticidas, se señalaron los ácaros como una de las principales amenazas. En concreto, los denominados ácaros traqueales podían acabar con una colonia en unas pocas semanas, ya que les impedían volar.

Por ahora, estos ácaros no son una amenaza para las abejas silvestres, sino la pérdida de hábitat debido al desarrollo humano y, dentro de éste, el uso de estos pesticidas derivados de la nicotina.

Tanto las abejas silvestres como las domésticas son piezas clave de la biodiversidad y, por lo tanto, también de nuestra cadena alimenticia.

Es más que conocida la relación que existe entre ellas y nuestra supervivencia, ya que su desaparición acabaría con el mundo tal y como lo conocemos, provocando una crisis de seguridad alimentaria insuperable.

Los neonicotinoides triplican las muertes

Publicado el 16 de agosto en la revista Nature Communications, el estudio concluye que el declive de las colonias de abejas silvestres es mucho más acusado cuando se alimentan de forma regular con plantas tratadas con este tipo de insecticida.

Los insecticidas provocan muertes masivas de abejas silvestres
El trabajo demuestra que, frente a las abejas que prefieren flores, aquellas que se alimentan habitualmente con aquellas sufrían una mortandad tres veces mayor.

Para llegar a esta conclusión, la investigación se basó en las observaciones realizadas a través de 62 especies distintas de abejas silvestres en cultivos de colza del Reino Unido, entre 2004 y 2011. Es decir, se trata de un amplio estudio, que abarcó todo el Reino Unido durante 18 años.

Investigadores del Centre for Ecology & Hydrology (CEH) concluyen que “el uso de neonicotinoides está asociado al declive a gran escala y largo plazo de las poblaciones de polinizadores silvestres”.

El estudio también menciona otras causas de su alarmante situación, como la pérdida de hábitat, patógenos, el cambio climático y otros insecticidas. Subrayando siempre que estos insecticidas derivados de la nicotina son “un factor mucho más importante” a la hora de explicar su dramática situación.

Reafirma estudios anteriores

Estos resultados no dejan de ser sorprendentes, pero no es la primera vez que se estudia el impacto de estos pesticidas sobre las abejas en general, e igualmente se obtuvieron resultados negativos.

Los insecticidas provocan muertes masivas de abejas silvestres
Anteriores trabajos ya demostraron que su toxicidad era letal para las abejas, en particular por atacar a su sistema nervioso. Ya en ellos se advierte de la elevada mortalidad que estaban causando en numerosos países, si bien fueron estudios más limitados, que entre otras cosas tuvieron una duración mucho menor que éste.

Así las mata

Los pesticidas no matan a las abejas al momento, ni siquiera lo hacen por envenenamiento. Su efecto es el siguiente, según señala el principal autor del estudio, Ben Woodcok:

Salen a recolectar el polen y el néctar y luego no son capaces de encontrar el camino de vuelta a la colmena. En el caso de los abejorros, parece que el número de reinas (que hacen los nidos en los años siguientes) es mucho más bajo cuando se alimentan de estos cultivos.

Los insecticidas provocan muertes masivas de abejas silvestres
Woodcok explica así los motivos que dan especial relevancia a este estudio:

Desafortunadamente no se han realizado investigaciones sobre el impacto de estos pesticidas en la mayor parte de especies de abejas. Y eso es lo que hemos hecho nosotros. Por primera vez hemos realizado un estudio a gran escala (toda Inglaterra) durante un largo periodo de tiempo y para un alto número de especies de abejas.

Los insecticidas provocan muertes masivas de abejas silvestres
Así las cosas, la restricción de estos pesticidas parece ser la única salida para mantener con vida a una pieza vital de nuestro ecosistema.

Desde 2013, en la Unión Europea está en vigor una moratoria parcial sobre los neonicotinoides precisamente por sospechar que está provocando una elevado mortandad en las abejas.

Ya entonces algunas voces protestaron, argumentando que era absurdo prohibirlos ante de tener evidencias. Ahora ya la tienen, con lo que la extensión de la prohibición es más que necesaria. Eso o, sin ser alarmistas, algo muy parecido al fin del mundo.