Los japoneses, grandes recicladores… por necesidad
La necesidad obliga, como se suele decir. Aunque, en el asunto del reciclaje, también hay que tener en cuenta la cultura. En Japón, confluyen los dos factores y les convierten en, quizá, los mejores recicladores del mundo, los ciudadanos más responsables en cuanto a la implicación en la gestión de sus residuos.

En Japón no sobre espacio (aunque sí sobran envases). Y, por otra parte, la japonesa es una cultura en la que el respeto, la educación y el civismo son imprescindibles. Así, Japón es uno de los países que más éxito tiene en el reciclado de plásticos. En 2010, lograban un 77% en el reciclado de residuos de plástico, superando el 73% de 2006 y el 39% en 1996. Un éxito nacional, de todos, los ciudadanos y las autoridades públicas.

La separación de residuos en Japón no es una opción. Es un deber ciudadano. Los ciudadanos casi están obligados a poner en práctica esta acción en favor del medio ambiente. En Japón, cualquier residuo se separa: el metal, los plásticos, las latas, el papel, la ropa, los desechos orgánicos. Cada residuo tiene su correspondiente recipiente.

Y esto ocurre en todos los ámbitos: en las viviendas, por supuesto, pero también en la escuela, en restaurantes y cafeterías, en el trabajo… Incluso en una cadena de cafeterías como Starbucks, al acabar la consumición, se debe separar cada material que hay en la bandeja.

En 2006, 4,8 millones de toneladas de residuos se usaron para el llamado “reciclaje térmico”, es decir, la conversión en productos químicos útiles o bien la quema para generar energía.

Las autoridades se toman muy en serio el control del reciclaje. Por ejemplo, hay que retirar las etiquetas antes de desechar los envases de plástico o las botellas PET, si no se quiere correr el riesgo de ser multado.

Reducir el número de envases

La única pega del sistema es que no se ataca la raíz del problema, cada año aumenta la cantidad de residuos generada, mientras que se reduce el espacio en los vertederos. Tal vez deberían reducir la cantidad de envases antes de realizar ese tremendo esfuerzo de reciclaje.

En todo caso, el hecho es que la tasa de reciclaje de plástico en Japón es casi el doble que la del Reino Unido y está muy por encima de la cifra del 20% que tienen los Estados Unidos.