Los jóvenes no se preocupan por el planeta
A veces pienso que para qué se va a preocupar del medio ambiente (y, especialmente, del cambio climático) una persona de setenta, ochenta o más años. Total, ellos no lo van a vivir. Siendo egoístas, ¡que se arreglen los que se queden en este planeta! Por eso no es de extrañar que los jóvenes (y aún más los niños) sean los que más se preocupan por el futuro del planeta. Al fin y al cabo, es su futuro.

Pero, ¿realmente es así? Parece que en Estados Unidos, no. Un análisis académico de los estudios sobre el tema, y que abarca más de cuarenta años, ha encontrado que los jóvenes estadounidenses de hoy están menos interesados ​​en el medio ambiente y en la conservación de los recursos que los mayores cuando tenían su edad.

Después de tanta discusión sobre el cambio climático y de lemas como “reducir, reutilizar, reciclar”, de mejor y más información, la preocupación de los jóvenes actuales no es muy diferente a la de generaciones anteriores. Descorazonador.

El estudio ha analizado tres generaciones de estadounidenses, los baby boomers (nacidos en las décadas inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial), la generación X (nacidos en los setenta y ochenta) y los millennials (en los noventa). Se han analizado encuestas a estudiantes de secundaria y a estudiantes universitarios.

Jean Twenge, directora del estudio, y sus colegas encontraron una disminución de la preocupación ambiental en los últimos cuatro decenios, así como en las medidas personales que tomaban para salvar el planeta.

Por otra parte, los jóvenes que se implican, para señalar algo a su favor, lo hacen con mucha más fuerza, creando organizaciones o participando en ellas, o, incluso, pasando a la acción política directa, como luchar por que los legisladores prohíban las bolsas de plástico de un solo uso en las tiendas de Estados Unidos.

Si los que van a heredar el planeta no se preocupan por su conservación, ¿quién lo va a hacer?