Los lemures se drogan mordiendo milpiés (vídeo)
Igual que ocurre con los humanos, también los animales se drogan e incluso emborrachan. Ejemplos hay a patadas, algunos más curiosos que otros: el consabido catnip para los gatos, los brotes de acebiño que extasía a las ratas, las hojas de enredadera que mastican los jaguares, la cerveza para los elefantes o los sufridos peces globo que enloquece mordisquear a los delfines.

De entre las más de 300 especies de animales que se drogan, en Madagascar encontramos a los lemures negros (Eulemur macaco), otro caso increíble. En efecto, además de escapar de las arañas y las aves, el milpiés tiene en estos primates un enemigo de primer orden.

Como puede verse en el vídeo, los primates aprovechan una secreción venenosa de estos gusanos como eficaz insecticida para ahuyentar insectos, pero acaban completamente colocados. Es un auténtico espectáculo ver cómo alcanzan el éxtasis frotando por el cuerpo para repeler a los mosquitos de Malaria.

Los lemures se drogan mordiendo milpiés (vídeo)
En el documental emitido por la BBC, someten a los milpiés a un constante mordisqueo para conseguir que produzcan estos químicos protectores, entre ellos cianuro puro.

Los efectos de los químicos gustan tanto a los lemures incluso babean, ofreciendo unas imágenes insólitas que nos dejan una imagen de estos animales muy inquietante, por aquello de ser tremendamente similar a la humana. Se da la circunstancia de que, curiosamente, los lémures son considerados sagrados en Madagascar por la población, y que su nombre significa fantasma o ancestro. De hecho, reciben su nombre por los lemures, espíritus de la mitología romana, debido a las escandalosas vocalizaciones que emiten, sus ojos brillantes y hábitos nocturnos. ¿Tendrá algo que ver con este parecido? ¿No os parece que, más allá de ser primates, hay algo en ellos que hace que sean nuestra viva imagen?