Los manglares de Florida se expanden por el cambio climático
Los manglares son hábitats que necesitan una climatología cálida, y precisamente por ello sus árboles tropicales andan colonizando zonas que antes correspondían a las marismas en la costa atlántica de Florida, en Estados Unidos.

La menor frecuencia de las heladas ha creado las condiciones propicias para su expansión en los últimos años, una consecuencia que los científicos atribuyen al avance del cambio climático. En concreto, el calentamiento global experimentado en este área ha acabado sumando 1.240 hectáreas de manglares desde el área de Miami hacia el norte del condado de Palm Beach, advierte una investigación.

El avance se ha producido a lo largo de las tres últimas décadas, en especial entre 1984 y 2011, periodo observado por el estudio basado en datos de satélites, llevado a cabo por la Universidad de Maryland.

Retroceso de las marismas

Las imágenes satelitales son esclarecedoras. Si en un principio se creía que el avance era anecdótico, ahora no hay lugar a dudas. No puede negarse que las marismas están retrocediendo claramente frente a a expansión de los manglares.

Los manglares de Florida se expanden por el cambio climático
Aunque el avance se ha detectado en la costa atlántica, los científicos sospechan que se está produciendo la misma tendencia en la costa del Golfo de Florida.

La expansión de los manglares supone también una proliferación de las especies que los habitan, incluyendo las serpientes birmanas, especie invasiva cuya presencia supone un gran problema. A su vez, el retroceso de las marismas también perjudica los ecosistemas ya creados.

Extrapolando el fenómeno, el estudio concluye que lo acontecido es un claro ejemplo de los resultados que están ocasionando ya los efectos del cambio climático. La oportunidad de un seguimiento a largo plazo ha permitido descartar otros factores como causa de la debacle ambiental.