Los orangutantes lo pasan pipa jugando con el iPad
El iPad está haciendo furor entre los orangutanes de varios zoos de Estados Unidos y Canadá. Utilizan los dedos, y hasta la lengua, para presionar la pantalla y así hacer cosas tan divertidas como escuchar música, dibujar, ver imágenes de la selva en Youtube o comunicarse con sus congéneres a través de Skype y de la webcam.

El juego con sus tablets también consigue mantenerles mentalmente activos, tal y como hacen con el juego de cartas Memo Pocket, que les permite ejercitar su memoria. Pero lo que de veras les tiene fascinados es ver imágenes (fotos y vídeos) de otros monos y, en general, el simple placer de poder jugar con el aparatito dentro de sus aburridas jaulas.

El experimento comenzó hace unos meses con los orangutantes del Zoo Milwaukee, en Wisconsin, y el exitazo fue de tal calibre que ha acabado por extenderse a otros zoos, como el de Miami o el de Toronto. Eso sí, en ningún centro se les deja manipular a sus anchas el aparato. Como puede verse en el vídeo, en el zoológico de Toronto el cuidador les sostiene el iPad desde afuera para evitar el peligro de que acaben desmontando el iPad, como ya han hecho en alguna ocasión.

Fracaso con chimpancés

Sin embargo, el iPad ha sido un completo fracaso con chimpancés, gorilas o bonobos que, al menos hasta ahora, no han tenido la curiosidad ni la paciencia necesarias para sacarle su jugo. Quizás haya que inventar aplicaciones más atractivas para ellos, algo que podría no tardar en llegar. De hecho, ya están desarrollándose nuevas aplicaciones para los primates a través de la campaña Apps for apes, una iniciativa de la fundación Orangutan Outreach.

Los orangutantes lo pasan pipa jugando con el iPad
Los resultados obtenidos son numerosos: entretenerlos, desarrollar su mente, estudiar su comportamiento, así como llamar la atención del público visitante, y de todo el mundo en general, sobre la situación crítica de estos animales amenazados tan inteligentes cuyo hábitat sufre un inminente peligro de desaparición.

Orangutanes en peligro

Los orangutantes viven en estado salvaje en los cada vez más deforestados bosques de Borneo Y Sumatra, y actualmente no quedan más de 40.000 en Borneo y menos de 7.300 en Sumatra. Se estima la muerte de 5.000 ejemplares por año, por lo que su desaparición como especie podría sobrevenir en el año 2022 como muy tarde. Sin olvidar el tráfico de animales y la caza, la principal razón de su exterminio es la pérdida de hábitat a consecuencia de la insaciable expansión de la industria de aceite de palma.

¿Qué podemos hacer nosotros para detener esta masacre? Es fundamental rechazar los productos que contengan aceite de palma. Si lo deseamos, también podemos afiliarnos a alguna de las asociaciones que luchan por la supervivencia de estos primates, como la Orangutan Foundation o la Borneo Orangutan Survival.