Los parques eólicos influyen en la climatología
Los grandes parques eólicos no sólo aprovechan el viento para obtener energía. Además de recibir, también dan, y no necesariamente algo bueno, en el sentido de que influyen en la climatología, de acuerdo con un nuevo estudio llevado a cabo por centros de investigación franceses e italianos publicado esta semana en la prestigiosa revista Nature Communications.

Si por un lado se concluye que las granjas eólicas pueden modificar localmente la temperatura y las precipitaciones, por otro igualmente se afirma que el impacto es débil en las instalaciones europeas, confirmando así estudios anteriores que señalaban posibles efectos de las grandes instalaciones eólicas, sin llegar a cuantificarlos.

El estudio se ha centrado en los efectos futuribles, considerando el previsible aumento de la producción eólica en Europa, que se duplicara hasta 2020. Es así que las entidades participantes, entre ellas el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y la Universidad de Versalles, han concluido que nada hay que temer, pues cambios “son muy débiles en relación a la variabilidad del clima”.

Menos lluvias

Los mayores cambios que se detectaron en algunas regiones arrojaban diferencias de 0,3 grados centígrados de temperatura y una suave bajada en las precipitaciones, sólo significativa en invierno.

Los parques eólicos influyen en la climatología
Aunque las conclusiones han sido tranquilizadoras, los científicos recuerdan que la influencia existe, y que podría llegar a resultar perjudicial por suponer un aumento de las temperaturas, un resultado que aceleraría el avance del calentamiento global.

Por lo tanto, se recomienda efectuar nuevos estudios para evaluar el impacto de las granjas eólicas de gran tamaño teniendo como horizonte una fecha más lejana, como podría ser el 2050. Para entonces, si las cosas salen según lo previsto, éstas se habrán duplicado o triplicado, con el consiguiente riesgo de que su influencia pudiera llegar a ser más preocupante. Mientras, dejemos que las aspas sigan girando.