Los pingüinos inspiran una forma de fabricar papel sin utilizar agua
Sólo es una pieza de un gran puzzle que consigue un gran avance en sostenibilidad: fabricar papel mucho más ecológico, sin utilizar agua ni apenas energía, con una producción libre de emisiones que obtendrá celulosa a baja temperatura. Sin embargo, aún siendo una pequeña parte, la idea que aporta la observación de los pingüinos ha sido clave para conseguirlo.

Los pingüinos, en efecto, han sido una de las fuentes de inspiración de este proyecto, que resultó ganador en el concurso de Two Team, una iniciativa de la Confederación Europea de Industrias del Papel (CEPI). Finalmente, premiaron el resultado de más de un año de trabajo llevado a cabo por un nutrido equipo de investigadores y técnicos convencidos de poder lograrlo.

La propuesta ganadora demostró un gran ingenio al inspirarse en la súpercavitación atribuida a los pingüinos, el fenómeno que consiste en la liberación de ínfimas burbujas de aire de las plumas para así nadar más veloces y aumentar sus posibilidades de escapar de sus depredadores. Curiosamente, este concepto también inspiró a científicos rusos para la fabricación de torpedos submarinos.

En este caso, se aprovecha el mismo efecto: la creación de una película que suaviza el roce y aumenta la fricción, un concepto aplicable a la fabricación de papel sin utilizar agua. Así, las fibras acaban convirtiéndose en una fija hoja tras este tratamiento.

Las plantas, otra gran ayuda

Los sistemas utilizados por los vegetales para afrontar las sequías ha sido otra de las ideas estrella en las que se basa el proyecto. Emulando la capacidad de las plantas de producir sus propios fluidos mezclando sólidos y temperatura ambiente se logra un líquido renovable con el que poder separar la celulosa de la lignina en condiciones atmosféricas y sin gastar energía.

Los pingüinos inspiran una forma de fabricar papel sin utilizar agua
Actualmente hay constituidos siete consorcios para poder aplicar éstos y otros conceptos tecnológicos (uso de electricidad en lugar de combustibles fósiles, secado del papel sin calor, fabricar hojas de menor gramaje sin dejar de ser funcionales o, por ejemplo, un uso estratégico del vapor ) con el objetivo de hacer posible la fabricación de un papel sostenible.