Los pingüinos no quieren ser marcados
Los científicos y naturalistas llevan a cabo acciones que pretenden servir de ayuda a los animales. Pero, a veces, se descubre que es peor el remedio que la enfermedad. Hace algún tiempo que se procede a marcar a los pingüinos salvajes con bandas en las aletas para hacer un seguimiento de la población y de su modo de vida. Pero ahora se ha descubierto que esa acción afecta a su reproducción a largo plazo y, por tanto, a su supervivencia. Así se desprende de un estudio que se ha elaborado durante diez años en pingüinos rey que habitan la isla Posesión, en la Antártida.

El trabajo ha sido realizado por científicos del Centro Nacional de Investigación sobre Salud y la Universidad de Estrasburgo (Francia) y se ha publicado en la revista Nature. La investigación señala objeciones éticas al uso continuado de bandas en las aletas de estas aves. Además, desacredita parte del valor predictivo de los datos que se obtienen con esta práctica.

La investigación ha sido dirigida por Yvon Le Maho y ha estudiado a cincuenta pingüinos rey (Aptenodytes patagonicus) que habían sido marcados con las bandas y a otros cincuenta sin éstas. Durante diez años, los pingüinos marcados produjeron un 39% menos de pollos y tuvieron una supervivencia de un 16% menos que los no marcados. Se ha comprobado, así mismo, que la causa de esto es que los pingüinos marcados con bandas utilizan un 24% más de energía para nadar que los que no están identificados con estas señales.

Las bandas en las aletas se utilizan con motivos identificativos y, aunque algunos estudios las encuentran inofensivas, otros advierten que pueden causar daños físicos. Este estudio a lo largo plazo ha refutado la tesis de que los pingüinos se adaptan a las bandas.

Además, el estudio también sugiere que los pingüinos marcados y no marcados responden de forma diferente al clima: los marcados llegan más tarde a la isla para criar. Los pingüinos, como los osos polares, son muy estudiados en relación con el cambio climático, especialmente su comportamiento migratorio. Sin embargo, con el diferente comportamiento que tienen según se encuentren o no marcados, esas investigaciones pierden parte de fiabilidad.