Los propios guardas del Parque Kruger matan a rinocerontes
El rinoceronte de Java, según la organización WWF, se ha extinguido. Y parece que no va a ser el único. La caza indiscriminada e ilegal de otros rinocerontes continúa y algunas poblaciones se encuentran en grave peligro de extinción.

La salvación del rinoceronte en África parece imposible cuando son los propios guardas de los parques los que están implicados en la caza de especies en peligro crítico y en el comercio ilegal de su cuerpo. Los propios guardas del Parque Kruger, la reserva natural más grande de Sudáfrica, han cazado varios rinocerontes blancos, una especie protegida. Cuatro guardabosques han sido detenidos: estaban colaborando con las mafias de tráfico de animales.

Existen cientos de cazadores furtivos. En lo que va del año, han muerto 95 rinocerontes en la zona de Kruger y 159 en todo Sudáfrica. Ya hay más de noventa detenidos por la policía. Estas cifras son alarmantes, pues es una especie en grave peligro de extinción.

Más de un 60% de las bajas del rinoceronte blanco fueron en Kruger, lo que hace pensar que hay más personal involucrado y que los guardas del parque no cumplen su trabajo, sino que, más bien, lo deshonran. Los gestores del parque decidieron aumentar las personas que protegen la vida salvaje y se contrató a 150 nuevos guardas con entrenamiento militar.

Según indicó la policía, los cazadores furtivos trabajan a pedido de particulares y de grandes mafias. Los cuernos son comercializados en el este de Asia con un valor que supera ampliamente al del oro o la cocaína. En Oriente, mucha gente piensa que el cuerno tiene poderes curativos.

El parque Nacional Kruger es la reserva de caza más grande de África. Tiene una superficie de 20.000 kilómetros y allí viven animales salvajes como búfalos, jirafas, guepardos, licaones, hienas, antílopes, hipopótamos, etc. También existe un hermoso paisaje, donde se encuentran los cañones con el nombre del parque, los cuales fueron declarados Reserva de la Biosfera por la Unesco.