Los recortes en medio ambiente
El Gobierno de España ha preparado el mayor recorte en los presupuestos en la historia del país. Y, claro, el sector del medio ambiente sufrirá una buena parte de esa disminución. ¿A quién le importa el medio ambiente, la contaminación, el cambio climático? En total, la rebaja del presupuesto en esta partida alcanza un 31,2%, el cuarto con mayor tijeretazo de los trece ministerios.

Se puede destacar la bajada del 17,3% en el presupuesto de gasto en los programas de gestión e infraestructuras de agua y el 26,6% de inversión en Confederaciones Hidrográficas (precisamente en un país como España en el que la sequía es un grave problema ambiental).

Las Confederaciones Hidrográficas contarán con un presupuesto, para el año 2012, de 872,52 millones de euros, una reducción del 8,8% respecto al año 2011. Sí que se prevé un incremento en los gastos corrientes de personal de las Confederaciones. En total, la dotación del Ejecutivo para inversiones en infraestructuras hidrológicas será de 1.449,97 millones, que se destinan al desarrollo del Plan Hidrológico Nacional.

La política de aguas quiere abordar el Pacto Nacional del Agua, con el objetivo de garantizar el suministro de agua en calidad y cantidad suficiente. Sus prioridades en infraestructura son la satisfacción de las demandas no cubiertas, conservación, mantenimiento y modernización de las infraestructuras existentes y la gestión de sequías e inundaciones. No obstante, el gasto en programas de calidad del agua cae un 29,3%. Hay que señalar que España tiene una cuenta pendiente con la Unión Europea por la mala gestión en la depuración de las aguas residuales. El problema, con menos dinero, no se solucionará.

La Agencia Estatal de Meteorología sufre un recorte del 28,9%, pasando de 122,8 a 87,3 millones de euros. Mientras, el Organismo Autónomo Parques Nacionales disminuye su partida en un 29,1% y se queda con 66,2 millones de euros.

El Ministerio de Medio Ambiente dispondrá de 78,2 millones de euros para la protección y conservación de la integridad del dominio público marítimo terrestre y de los sistemas litorales y marinos. La presión urbanística es el mayor problema en este ámbito.

En cuanto a infraestructuras medioambientales, están previstas actuaciones en áreas tales como lucha contra el cambio climático, prevención y calidad ambiental y biodiversidad, incluida la política forestal. Para el conjunto de estas actuaciones, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino dispondrá, en 2012, de créditos por importe de 155,76 millones de euros.