Los recursos naturales que antes se agotarán
Hemos llegado a la cifra de 7.000 millones de personas poblando el planeta. Pero esto no acaba aquí. La población mundial seguirá creciendo. ¿Será capaz la Tierra de aguantar a tanta gente? ¿Surtirá de recursos a toda esa gente? ¿Hasta cuándo habrá reservas de agua o de petróleo?

Más gente significa más presión en la demanda de recursos naturales en todo el mundo. Las matemáticas se llaman también ciencias exactas. Porque no engañan. Y las matemáticas dicen que es imposible que unos recursos finitos alimenten a una población que no para de crecer. Las matemáticas no mienten.

¿Cuáles son los recursos naturales que se acabarán antes? Los siguientes:

Agua

El planeta está lleno de agua. Pero la mayoría es agua salada, que no se puede beber ni usar para el riego de cultivos. Sólo el 2,5% del total de agua en el mundo es agua dulce. De ese porcentaje, el 70% se encuentra en forma de hielo y nieve permanente. La demanda de agua superará la oferta en los próximos años. El recurso más indispensable para el ser humano puede ser uno de los primeros que escasee.

Petróleo

Las reservas de petróleo son finitas. Esto hace mucho tiempo que se sabe. ¿Por qué se sigue usando, entonces? Intereses económicos y políticos han frenado el desarrollo de las energías renovables, pero ya no se puede esperar más. En unos años se alcanzará lo que los expertos llaman “el pico del petróleo”. Ni la propia industria se atreve a negarlo. El BP Statistical Review of World Energy, un estudio elaborado por una compañía petrolera y, por tanto, seguramente optimista, prevé que sólo hay suficiente petróleo para los próximos 46 años. Eso si la producción mundial sigue al ritmo actual. En algunas zonas, las reservas se están acabando ya.

Gas natural

Con el gas natural ocurre algo parecido a lo que pasa con el petróleo. Se calcula que hay reservas probadas para abastecer al mundo los próximos 58 años. Al menos, es lo que dicen las compañías. Si es verdad o si se acabará antes, sólo ellos lo saben. Lo que es seguro es que el Sol sí seguirá ahí. Y también el viento.

Fósforo

El fósforo es esencial para el crecimiento de las plantas. Es un componente básico para los fertilizantes, por tanto. Los fosfatos se obtienen solamente en algunos países, como Estados Unidos, China o Marruecos. Hay que alimentar a los 7.000 millones de personas que viven en el planeta, para lo que hay que fertilizar las plantas para que produzcan más alimentos. Pero los científicos de la organización Global Phosphorus Research Initiative predicen que el fósforo se podría agotar en cincuenta o cien años. La única esperanza es que se descubran nuevas reservas del elemento. O que no sean necesarios porque se inventen nuevas técnicas en la agricultura.

Carbón

Aparte del perjuicio que se causa al medio ambiente cuando se usa, lo que ya debería ser una razón suficiente para no consumir más carbón, este combustible sucio también se va a agotar. Aunque hay más reservas que de petróleo o de gas natural, China y otros países en desarrollo siguen aumentando su consumo de carbón, por lo que su demanda puede, finalmente, superar a la oferta. Basando los cálculos en el ritmo de consumo actual, hay carbón para los próximos 188 años. ¿Vamos a seguir contaminando el medio ambiente otros casi doscientos años?

Otros elementos

El escandio o el terbio son algunos de los 17 minerales que se encuentran en la tierra, pero que no son fáciles de encontrar. Se usan para fabricar objetos tan diferentes como turbinas de viento o los circuitos electrónicos que se encuentran en el interior de los smartphones. No se conocen las reservas exactas con exactitud. En la actualidad, el 97% de la producción mundial proviene de China.