Los santuarios de aves más amenazados de España
Las áreas naturales protegidas constituyen hábitats amigables para flora y fauna autóctona. No solo fomentan la biodiversidad local, sino que lo hacen mediante políticas activas de conservación. Al menos, así debería ser en teoría, si bien la práctica es muy otra.

En lo que respecta a las aves, son muchas las actividades humanas que las amenazan más allá de su caza, incluyendo aquellas que sufren estos entornos, santuarios en los que, como su propio nombre indica, deberían estar a salvo.

Degradación de ecosistemas

La razón es sencilla: si estos lugares sufren un impacto ambiental importante, hasta el punto de deteriorarlos por distintas causas, el entorno ve su hábitat reducido y/o degradado, con lo que los ecosistemas no son lugares adecuados para las aves. Es entonces cuando en vez de ser refugio se convierten en un riesgo para su supervivencia.

Un nuevo informe de la organización BirdLife International, de la que forma parte SEO/BirdLife, no permite ser optimista acerca del futuro de las denominadas Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA, en sus siglas en inglés) más amenazadas del mundo.

Con esta denominación, creada por BirdLife International desde hace décadas, la asociación busca poder analizar zonas de biodiversidad mediante criterios científicos reconocidos internacionalmente.

Los santuarios de aves más amenazados de España
Su catalogación es independiente de cualquier administración, si bien goza del reconocimiento del Tribunal de Luxemburgo. Su uso está generalizado, incluso por las mismas administraciones públicas, que las utilizan como referencia a la hora de identificar áreas que precisan de protección.

Áreas en situación de riesgo

El trabajo ha señalado un total de 422 áreas IBA en situación de “riesgo crítico” en todo el mundo, repartidas en un centenar de países. Unas áreas amenazadas que suponen un 3,5 por ciento del total de IBA, cuyo número alcanza las 12.000.

Los datos permiten actualizar el listado anualmente a partir de la información aportada por la misma organización y socios colaboradores, en esta ocasión sobre el estado de conservación de las diferentes áreas hasta finales de 2015.

Cuatro santuarios amenazados

En España se encuentran cuatro de esos santuarios para aves más amenazados del planeta, la mitad de ellos protegidos a nivel nacional e internacional, ya sea de forma total o parcial. En concreto, en territorio español están en peligro las IBA de Monfragüe, isla balear de Conejera (archipiélago de Cabrera), el Delta del Ebro y las marismas del Guadalquivir.

Monfragüe

Según el citado trabajo, el Parque Natural de Monfragüe, un espacio natural sito en tierras extremeñas, está en una situación de riesgo catalogada de “muy alta”. Se trata de un enclave idóneo para la cría del águila imperial ibérica y otras rapaces amenazadas.

Los santuarios de aves más amenazados de España
Las principales amenazas, en este caso, son la agricultura, las especies invasoras, la polución y el cambio climático. Los efectos de todas ellas han llevado a la zona a un estado crítico que reclama medidas urgentes. Como nota positiva, expertos de la ONG subrayan la importancia de los trabajos de conservación para la recuperación del espacio, pero también señalan que los avances son muy lentos.

Isla de Conejera

Junto con la anterior, este islote se encuentra en una situación más alarmante que las otras dos. En la isla de Conejera anida la pardela balear, que es la especie marina más amenazada de Europa.

Por su ubicación, dos de sus principales amenazas son el turismo y el ladrillo. En efecto, el doble impacto de ambos factores han afectado al ecosistema de tal modo que solo una decidida actuación, rápida y efectiva, lograría detener la degradación y reducción del hábitat.

Los santuarios de aves más amenazados de España

Delta del Ebro

Este área se define como “en peligro”, al igual que las marismas del Guadalquivir. El Delta del Ebro sufre distintos problemas que provoca el ser humano, como la contaminación, una nefasta gestión del agua, la acción del hombre en la zona o el cambio climático.

Destaca su elevada vulnerabilidad por el incremento del nivel del mar, y a la vez el descenso del nivel del terreno, aunque se está preparando el Plan de Acción Climática del Delta del Ebro, que contempla actuaciones en lo que respecta a recursos agrícolas, acuicultura, pesca o agua, además de la preservación del entorno natural.

Los santuarios de aves más amenazados de España
A pesar del feo panorama, BirdLife International tiene en cuenta estos y otros esfuerzos de conservación y pronostica una posible evolución favorable. Aunque hay que apuntar el posible riesgo que pudiera provocar uno u otro tipo de regulación hdirológica en la conservación o destrozo del ecosistema natural.

Marismas del Guadalquivir

Las marismas del Guadalquivir son un área amplia en la que se incluye Doñana, declarada Patrimonio de la Humanidad. De acuerdo con el informe, el principal problema está en una mala gestión del agua, dentro de prácticas agrículas medioambientalmente dañinas.

Situadas en el suoreste del país, tienen una extensión de alrededor de 2.000 kilómetros cuadrado, buena parte de ella está destinada a la explotación económica a través de actividades agrícolas. Una actividad que choca con la explosión de vida silvestre que encontramos en la zona natural.

Los santuarios de aves más amenazados de España
Más de 150 especies de aves recalan en él como lugar de paso o para invernar y unas 125 como lugar de cría. Sus cielos y humedales los habitan desde cormoranes hasta somormujos, patos marinos, gaviotas y otras especies típicas de los ecosistemas de las marismas.

Mención aparte merece el Parque Nacional de Doñana, un lugar cada vez más hostil para especies habituales de los humedales, como el pato colorado, el flamenco, la cigüeñela, el ánsar común, la cigüeña blanca y la negra.