Lykoi, una nueva raza de  gatos lobos (vídeo)
Son gatos raros, raros, raros, y la razón por la que estos lindos gatitos tienen un aspecto tan curioso obedece a una mutación genética natural a partir de dos camadas diferentes de gato esfinge.

Aunque su apariencia recuerda al legendario hombre lobo -el nombre de Lykoi signfifica “gato lobo” en griego-, no son sino gatos domésticos normales, la mar de traviesos a la par que mimosos y, eso sí, con un comportamiento que sus criadores definen como canino, al observar que tienen instinto cazador, personalidad y se muestran “cautelosos con los extraños, pero rápidamente se vuelven amables”.

En todo caso, permitidme que dude de estas características pretendidamente distintivas, pues tienen toda la pinta de tener fines promocionales. ¿Porque, no son leales y cariñosos los gatos de otras razas? ¿Y qué decir del instinto cazador, de su cautela o de la fuerte personalidad? Preguntad a cualquier dueño que ame y conozca bien a su gato, de la raza que sea…

¿Feos, bonitos? La belleza es algo muy subjetivo, pero su falta de pelo, la calidad del mismo y los problemas para mantener su pelaje hace de ellos un animal de una estética peculiar que podría llegar a tener muchos fans.

La cría de Lykoi

Sea como fuere, pese a sus calvas y a su parecido con los Sphynx (gatos sin pelo), ni tienen nada que ver con éstos ni padecen enfermedad o desequilibrio alguno, según pruebas realizadas por la Universidad de Tennessee. Es decir, se abre la veda para el negocio de la cría.

Lykoi, una nueva raza de  gatos lobos (vídeo)
Actualmente hay siete criadores de Lykoi registrados en todo el mundo, con un total de 14 camadas de gatos provenientes de la primera camada. Con gran satisfacción cuentan que no cesan de lloverles las peticiones, cuando tristemente los refugios y perreras están llenos de animales esperando un hogar o una inyección letal que los premie por haber sido abandonados.