Madrid, aun con la crisis, más contaminada
La organización Ecologistas en Acción ha presentado el Informe sobre la Calidad del Aire en Madrid de 2011, en el que se denuncia que 19 de las 24 estaciones medidoras de contaminación de la capital superaron los límites legales de dióxido de nitrógeno (NO2) fijados por la Unión Europea, así como los de partículas en suspensión (PM) y de ozono troposférico (O3).

Que la actual alcaldesa de la ciudad, Ana Botella (que, por otra parte, ha llegado al cargo debido a que el anterior alcalde fue nombrado ministro del Gobierno central), fuera la responsable de Medio Ambiente hasta hace apenas un mes, no augura nada nuevo para este recién comenzado 2012. Los habitantes de Madrid seguirán respirando aire perjudicial para su salud.

Según el informe presentado por Ecologistas en Acción, a pesar de que hay menos tráfico en los últimos años, debido a la crisis económica, se observa un repunte de la contaminación atmosférica en Madrid, en comparación con los datos del año anterior. También denuncia la organización que, pese a la gravedad del problema, el Ayuntamiento lleva más de un año sin un plan de reducción de la contaminación. Los madrileños se encuentran, en definitiva, indefensos ante la inacción (y la ineptitud) del equipo de Gobierno del Ayuntamiento.

Según la organización ecologista, el valor medio de la red de medición de NO2 fue de 45 microgramos por metro cúbico, por encima de los 40 microgramos por metro cúbico de concentración media anual permitida por la Unión Europea. En 2010, este dato fue de 44 microgramos.

Sólo cinco de las estaciones han cumplido los niveles, pero ninguna de estas cinco está ubicada en el núcleo urbano. Sólo en el famoso parque de El Retiro se respira un aire saludable que cumple los límites.

Nueve estaciones (frente a las seis de 2010) superaron los 200 microgramos por metro cúbico más de 18 horas el año pasado, destacando negativamente las mediciones registradas en Fernández Ladreda (103 superaciones, seis veces por encima del límite y muy por encima de las 76 superaciones de 2010), Barrio del Pilar (98 superaciones) y Ramón y Cajal (86 superaciones).

Por último, el nuevo Plan de Calidad del Aire que se aprobará en los próximos meses no tiene como objetivo atajar el principal foco de contaminación, el tráfico, sino que se limita a pedir una moratoria a la Unión Europea para aplazar en cinco años el cumplimiento de los límites.