Madrid debe tomar medidas para reducir la contaminación sin más demora, según la Comisión Europea
El problema de la contaminación en las grandes ciudades no se arregla pidiendo prórrogas (léase no se arregla con excusas). Se soluciona tomando medidas efectivas. Y no hay medida más efectiva, por muchos inventos que quieran vendernos, que reducir el tráfico. El Ayuntamiento de Madrid no está haciendo nada por reducir la contaminación de la ciudad y la Comisión Europea ha perdido la paciencia ante una situación insostenible y la nula gestión.

El Gobierno de España pidió a la Comisión Europea una prórroga para que Madrid pudiera cumplir con los limites máximos de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) fijados por la Unión Europea. Ahora, Bruselas ha notificado a España y a los responsables del Ayuntamiento de Madrid que ha denegado dicha prórroga.

España pidió la prórroga en 2012. Junto a la prórroga, Madrid presentó el Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2011-2015. También reconocía (¡oh, sorpresa!) que la principal fuente de contaminación es el tráfico local, que suponía hasta un 70% del total de la contaminación de la ciudad. (¿Tuvieron qué hacer un estudio sobre el asunto?, ¿cuánto se gastaron, en caso de realizarlo?)

El plan, según la Comisión, cumple con los requisitos formales previstos. Sin embargo, no con el plazo, que debe ser, debido a su impacto en la salud pública, lo más corto posible. En otras palabras, no se puede esperar más. Hay que tomar medidas inmediatas para solucionar el problema porque la salud de los madrileños está en juego.

Madrid debe tomar medidas para reducir la contaminación sin más demora, según la Comisión Europea
El Ayuntamiento asegura que la ley se cumplirá en 2014. Es decir, que los ciudadanos seguirán respirando aire contaminado, al menos, durante medio año más. Por otra parte, queda saber si las medidas van a servir para algo (si es que algún día se ponen en práctica) o se optará, como ya ocurrió, por cambiar los medidores a zonas cercanas a espacios verdes y, por tanto, con un aire más limpio.

La Comisión pide medidas más estrictas

Según los cálculos de la Comisión, las medidas no son suficientemente efectivas y no garantizan el cumplimiento del valor límite anual de NO2 antes del 1 de enero de 2015. Así, pide incluir otras medidas de reducción de la contaminación más estrictas. Por otra parte, aconseja, no sólo medidas adicionales, sino también otras específicas para respetar el valor límite horario.

Y, entre la petición de prórroga y la respuesta de la Comisión, los vehículos siguen contaminando el aire de Madrid cada día y sus vecinos respirando más y más polución.