Margaret Thatcher apoyaba la lucha contra el cambio climático
Es cierto que la recientemente fallecida Margaret Thatcher puede ser criticada en muchos aspectos por su política. Defensora a ultranza del neoliberalismo más radical y de la privatización del Estado, es un punto de referencia para la derecha actual, mientras es atacada por la izquierda. Thatcher liberalizó la economía con el objetivo de reducir el déficit público (algo muy similar a la política europea actual).

La Dama de Hierro defendía al individuo, llegando a afirmar que no existía eso que llaman “sociedad”. Pero individuos responsables. Al menos, en lo que al medio ambiente se refiere. Porque en el asunto del cambio climático, Margaret Thatcher sí creía que la humanidad tenía una responsabilidad y que tenía que tratar de mitigarlo. Ya lo hemos dicho alguna vez: la ecología no entiende de colores políticos. Y el cambio climático, tampoco.

Margaret Thatcher apoyó a la ciencia para que estudiara el clima y pidió una acción global para reducir las emisiones de efecto invernadero (GEI). La Dama de Hierro, que gobernó durante más de una década el Reino Unido, impuso una política neoliberal de derechas, sí, pero sin dejar de lado el pragmatismo: creía en la veracidad de la ciencia y estaba preocupada por el cambio climático.

De hecho, fue uno de los primeros líderes del primer mundo en expresar preocupación por el problema del cambio climático. Ya en un discurso que dio en 1990, en la segunda Conferencia Mundial sobre el Clima, en Ginebra, reconoció que el calentamiento global es una amenaza grave y pidió que los líderes políticos mundiales actuaran. Más de 20 años después aún hay alguno de esos líderes que se resisten a ver la realidad.

Thatcher dijo en ese discurso:

El peligro del calentamiento global es todavía invisible, pero suficiente real para hacer cambios y sacrificios pensando en las generaciones futuras.

También pensaba que había que actuar como una comunidad mundial. Quizá en la política estatal y local no creía en la sociedad, pero, en el caso del fenómeno climático sí sabía que la lucha exigía (y exige) un compromiso global.

Licenciada en Química

Margaret Thatcher apoyaba la lucha contra el cambio climático
Lo cierto es que se licenció en Ciencias en la Universidad de Oxford y trabajó en el sector químico, así que, antes que política, fue científica. Quizá por ello no podía negar las evidencias del calentamiento global. Thatcher apoyó, en contra de la opinión mayoritaria de su partido, la veracidad de la ciencia y quería un acuerdo internacional sobre el cambio climático.

Ya que la Thatcher es un referente para la derecha en muchos aspectos, ojalá lo sea también en este asunto.