Más abandonos de animales y menos adopciones
La crisis económica también está afectando a los animales de compañía. Las familias están reduciendo gastos y tener una mascota en estos tiempos puede resultar excesivamente caro. En los últimos meses se abandonan más animales de compañía y, además, es más difícil para las asociaciones que los acogen encontrar para ellos una familia adoptiva.

Así lo señala FAADA (Fundación para la Adopción, Apadrinamiento y Defensa de los Animales), una asociación española que trabaja para defender los derechos de los animales de compañía, las especies exóticas, así como a los que se utilizan para el consumo o el entretenimiento.

Sólo en Barcelona, hay unos 1.500 perros y unos 3.000 gatos pendientes de adopción. La mayoría se encuentra en refugios privados, ya que las instalaciones de la Administración no tiene sitio para todos. Por ejemplo, la perrera municipal de la ciudad de Barcelona tiene capacidad para 130 perros y 90 gatos. Pero, desde que comenzó la crisis económica, las cifras se superan ampliamente y la suerte de los animales abandonados depende de voluntarios que trabajan en asociaciones por la defensa de los animales, quienes avisan del aumento de los abandonos. Además, hay menos adopciones. Un animal cuesta dinero y cada vez hay menos gente dispuesta a gastarlo en una mascota.

Según las asociaciones en defensa de los animales, otro gran problema es la cría incontrolada. Hay gente que los cría para ganar dinero, pero, después, no consigue venderlos y los animales acaban en la calle.

Un problema más son los llamados Perros Potencialmente Peligrosos (PPP), perros a los que la gente tiene miedo y abandona, y, finalmente, no se quieren adoptar. Además, al ser agresivos, no es fácil que se presten a compartir la jaula y ocupan el doble en el CAAB (la perrera de Barcelona).

El CAAB dispone de la web www.adoptabcn.cat. En lo que va de año, el centro municipal ha logrado 359 adopciones.