Más ayudas para la conservación del lince ibérico
España está decidida a conservar el lince ibérico y para ello ha presentado a la Unión Europea un nuevo proyecto Life. Este nuevo proyecto es el más importante, hasta la fecha, tanto a nivel económico como en el número de agentes e instituciones implicadas. Se han pedido casi 50 millones de euros para financiar el nuevo proyecto Life. Todo este dinero se repartirá entre todos los que van a colaborar para llevar a buen puerto el proyecto: el organismo autónomo de parques nacionales español, las comunidades autonómas españolas de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia, y Portugal.

Andalucía es la región donde sobreviven las poblaciones de mayor importancia. Por tanto, sería la Junta de Andalucía, máxima institución de la comunidad autónoma, la que gestionará el plan. Se van a cumplir casi veinte años desde que comenzó este proyecto para la recuperación y conservación del mayor felino de la Península Ibérica, del que sobreviven más de doscientos ejemplares en Sierra Morena, y otros sesenta en Doñana.

En los anteriores programas Life gestionados por la Junta de Andalucía se ha conseguido aumentar las poblaciones de lince mediante actuaciones que abarcan, desde la mejora de hábitats y la corrección de infraestructuras, hasta proyectos pioneros como los reforzamientos de la población realizados en el Parque Natural de Doñana en 2008 y 2009 con ejemplares silvestres de Sierra Morena para paliar la pérdida de una docena de individuos en 2007 por enfermedad.

Además de salvaguardar las poblaciones de Sierra Morena y Doñana, el nuevo plan presentado pretende crear nuevas poblaciones del felino en Portugal y en otras comunidades. Todo se juega a una baza: que el programa de cría en cautividad del lince ibérico continúe siendo un éxito. Ya en 2005 logró los primeros nacimientos y en la actualidad se pueden contar unos sesenta ejemplares. Las nuevas poblaciones se quieren crear reintroduciendo en zonas seleccionadas estos ejemplares nacidos en cautividad. Portugal ya cuenta con un centro de cría en en funcionamiento, en Silves, mientras que el de Extremadura, situado en Zarza de Granadilla, se inaugurará en breve.