Más problemas para las abejas
Las Jornadas Apícolas se celebrarán el 10 y 11 de marzo de 2012, en Burgos. Según ha explicado Yolanda Martínez, apicultora burgalesa y organizadora de las Jornadas Apícolas en la localidad de Espinosa de los Monteros, provincia de Burgos, los apicultores de la región se enfrentan cada año a la pérdida del 40% de sus colmenas. Las principales causas de este grave problema son el deterioro del medio ambiente y algunas enfermedades, como la varroasis.

En el año 2004 ya se detectó una mortandad excesiva de las abejas atribuida a un hongo que afecta a su intestino. También se suele producir una mayor mortalidad de este insecto en las zonas donde se cultivan transgénicos. A este respecto, la miel procedente de España y contaminada con transgénicos no se puede vender en Alemania, según mandato de la Unión Europea.

Así mismo, el cambio climático está afectando a los ciclos de reproducción de las abejas y al trabajo marcado en el calendario. Si la reina empieza a poner y, de repente, baja drásticamente la temperatura, por ejemplo, o empieza a llover todos los días sin cesar, no hay mucho ganado para cubrir esa cría, se mueren de frío o de hambre. Las posibilidades de que sobrevivan las abejas cada son menores. Así lo ha explicado la apicultora burgalesa.

A las plagas y al deterioro medioambiental habría que sumar, por último, el avispón, conocido también con el nombre de avispa asiática (Vespa Velutina), cuyo principal alimento es la abeja. Es la puntilla para esta laborioso insecto, muy beneficiosos para el medio ambiente y para la economía del hombre. En Francia, el problema del avispón es realmente grave y los apicultores españoles temen sufrir algo similar. Unas treinta avispas, en tan sólo una hora, pueden destrozar una colmena, sin dejar nada en ella. Es una especie muy agresiva.

Los apicultores discutirán todos estos problemas y tratarán de encontrar soluciones para que sus colmenas gocen de buena salud.