Más tigres en la India
Afortunadamente, ciertos programas de conservación de algunas especies en peligro de extinción parecen servir para algo. Es el caso del programa de conservación del tigre en la India. Según los últimos datos del censo oficial, el número de tigres en libertad en este país ha aumentado en casi trescientos ejemplares: de 1.411 en 2005 a 1.706 a finales de 2010.

Se trata, pues, de un aumento del 20%, lo que es muy esperanzador, según las palabras del ministro de Medio Ambiente de la India, Jairam Ramesh. Por otra parte, ha señalado que este buen dato no debe significar que ya no se realicen tantos esfuerzos, sino todo lo contrario: hay que seguir en esta línea y, si cabe, esforzarse más aún por la conservación de este gran felino.

En los datos oficiales se incluyen, por primera vez, los setenta tigres que viven en la reserva del manglar de los Sunderbans, al este de la India, que nunca antes habían sido tenidos en cuenta. Pero esto no ha supuesto inflar las cifras de forma artificial. Si no se cuentan estos ejemplares, el aumento sigue siendo del 16%.

El tigre de Bengala era muy numeroso en la India. Unos cien mil ejemplares de este animal poblaban los bosques indios hace años. Pero en el recuento de 2005 sólo quedaban poco más de mil. Entonces se decidió hacer algo al respecto. En todo el mundo, no quedan más de 3.500 tigres en libertad. La mayor parte, casi un tercio de la población mundial, se encuentran en la India y Bangladesh, en los parques nacionales de Sundarbans y Ranthambore. También hay una población importante en el parque Chitawan de Nepal. Raramente atacan a los seres humanos. En cambio, son capaces de abatir a grandes presas como búfalos, leopardos o crías de elefante.

Algunos especialistas no son tan optimistas, ya que creen que estos datos se deben a que el conteo de ejemplares ha sido más preciso, no a que haya más animales. Los mayores peligros para el tigre son la pérdida de hábitat a causa de la deforestación y la minería ilegal.