El imperio de comida rápida conocido como McDonal’s anunció que comenzará a darle buen uso al aceite que usan para cocinar. Una vez fritas todas las patatas que son alimento para miles de personas en todo el mundo, ese aceite servirá de combustible a la flota de 155 vehículos que la cadena tiene en el Reino Unido.
El biodiésel de McDonald’s, será una combinación compuesta en un 85% por aceite de desecho y en un 15% por aceite puro de canola.
Actualmente, 20 furgonetas que la compañía ya utilizan biodiésel, pero con esta iniciativa se espera que se consumirán 6,1 millones de litros de aceite de desecho y que se dejarán de emitir ¡1.675 toneladas de dióxido de carbono! cada año.
Ahora al comer ‘comida basura’ sentiré que estoy ayudando al medio ambiente, gran campaña e marketing.