Según el último informe sobre el clima que maneja la Organización de las Naciones Unidas, las temperaturas altas, deshielo y disminución de los glaciares, afectarán a cientos de millones de personas a corto plazo.
El Ártico una de las zonas de la tierra donde la temperatura más ha aumentado, por lo que se prevé que se convierta en un océano sin hielo. Además, la deforestación es atroz y, el pulmón del planeta, las selvas tropicales desaparecen. Cada año se talan 13 millones de hectáreas, el tamaño de Grecia.
Son algunos datos del programa del la ONU, datos que cada cinco de junio vuelven porque se conmemora el día mundial del medio ambiente.

Los científicos alertan, y no es nuevo, que el calentamiento global provocará una disminución del agua potable y de riego y un aumento del nivel del mar. Si no se toman medidas 145 millones de personas estarán expuestas a inundaciones, la mayoría de ellas en Asia. Hay conciencia para luchar contra el temido cambio climático, pero sólo conciencia y el medio ambiente necesita algo más