Medir con precisión la contaminación de las ciudades
La mayor parte de la contaminación de las ciudades proviene de los gases que emiten los coches. Está claro que estos gases son muy perjudiciales para la salud. Pero, ¿hasta qué punto? Para analizar y comprender el impacto ambiental del tráfico, el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, de España) va a poner en marcha una investigación, en colaboración con otras instituciones y empresas privadas, denominada “Creación de un Sistema Multicarril de Detección de las Emisiones y Consumos del Tráfico Circulante”.

El objetivo del proyecto es la creación y puesta a punto de un sistema no intrusivo, pensado para ser instalado en vías con mucha circulación y capaz de medir por medios ópticos las emisiones contaminantes producidas por los vehículos que pasan por delante del punto en donde se encuentre instalado.

La tecnología en la que se basa este sistema se ha aplicado ya en los Estados Unidos en vías monocarril. El proyecto del CIEMAT pretende conseguir un sistema de detección más versátil y adaptado a la normativa europea. Además, los datos que proporcione estarán integrados con la información de las bases de datos oficiales (como la DGT, los ayuntamientos, etc.) y permitirá generar resultados de gran valor añadido.

De este modo, el sistema es un eficaz elemento de gestión y ayuda para lograr una movilidad sostenible en las ciudades. Los gestores públicos podrán aprovechar este nuevo sistema para recabar información real sobre la que apoyar sus decisiones y proponer las medidas correctoras más adecuadas para conseguir un aire más limpio en las ciudades. Claro que, previamente, tendrán que tener voluntad política para llevarlas a cabo.

Se puede destacar el papel desempeñado por el laboratorio móvil SEAT-Alhambra, un prototipo único en España de vehículo completamente instrumentado, que permite medir en tiempo real la concentración y la masa total de los gases de combustión, así como el tamaño y número de las partículas emitidas por su propio tubo de escape durante su circulación normal. Un ordenador va grabando de manera continua todas las señales eléctricas provenientes del motor que informan de sus condiciones de funcionamiento, del consumo de combustible y del manejo de los controles del vehículo por parte del conductor.

La contaminación atmosférica produce efectos negativos sobre el medio ambiente y la salud humana. Es uno de los grandes problemas de las grandes ciudades en las que la emisión a la atmósfera de los productos de combustión procedentes del tráfico de vehículos es la causa principal de la pérdida de calidad del aire.