Menús ecológicos en los hospitales
El Hospital General de Valencia ha tomado la iniciativa de incorporar en sus menús para pacientes ingresados, propuestas de alimentación ecológica. Estos alimentos procederán de agricultores y ganaderos valencianos y serán absolutamente naturales y ecológicos. Los platos, que por ahora se servirán cada miércoles, permitirán al enfermo escoger entre el menú que prefiera de los tres que se preparen.

Estos menús ecológicos presentarán platos elaborados con ingredientes procedentes de la agricultura ecológica, cultivados sin la utilización de sustancias químicas y todos ellos de origen valenciano. Las propuestas se irán alternando en ciclos diferentes para ofrecer a los pacientes una mayor gama de platos entre los que escoger.

Algunos de las alimentos que ofrecerán dentro de los menús generales serán verduras rehogadas, puré ecológico o postres ecológicos, todos ellos cumpliendo los requisitos de la dieta basal del paciente.

También se ofrecerá a los pacientes hamburguesas elaboradas con tofu fresco (haba de soja), seitán (gluten de trigo), champiñones, arroz integral, aceite de girasol, zanahoria y soja verde germinada. En cuanto a los postres, destacan los postres de avena bajos en grasa y sin colesterol, conservantes ni colorantes disponibles en varios sabores para poder elegir.

Los platos más típicos de la Comunidad Valenciana también están incluidos. No se pueden olvidar de la clásica tortilla de patatas y de la paella valenciana, aunque, preparada con productos ecológicos valencianos. Todos estos productos vienen avalados con la garantía de la firma Ecomediterránea, de la Unió de Llauradors i Ramaders de la Comunitat Valenciana, con la que el hospital ha firmado un acuerdo de colaboración para la explotación y utilización de sus productos.

Algunos de los productos valencianos que se reciben de esta cooperativa son el arroz, el aceite de oliva, el pollo, patatalas, huevos, lechuga, tomate o frutas. Uno de los menús estándar de los que hemos estado hablando está formado por ensalada verde, arroz con pollo, tortilla de patatas con tomate natural y fruta del tiempo, todo ello preparado en las cocinas del hospital y con productos frescos.

Cada paciente recibe la visita diaria de una azafata que anota en su agenda electrónica, la cual incorpora una base de datos, del menú elegido entre las propuestas diarias disponibles que son tres primeros platos, tres segundos y tres postres. Una vez evaluada la calidad del servicio y la respuesta de los pacientes, si la aceptación y acogida de la iniciativa es buena, se ampliará a más días.

Según palabras del propio Hospital “trabajamos permanentemente en la renovación y mejora de nuestros procesos hosteleros y mantenemos un registro de cada paciente en el que figura la variación de la dieta prescrita por su médico y controlada por el equipo de enfermería, que trabaja coordinadamente con los dietistas”. Este registro permite conocer exhaustivamente todos los alimentos que toma cada paciente y conocer el origen de los mismos.
Menús ecológicos en los hospitales