México comienza a reducir y retirar las bolsas de plástico
La Secretaría del Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México (SMAGEM) y la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD), firmaron un convenio que establece la implementaclón de un programa para el uso óptimo de las bolsa de plástico. Se trata en el primer convenio de este tipo en todo México.

El objetivo de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) es disminuir hasta en un 50% el uso de bolsas de plástico en tiendas de autoservicio. De este modo, se espera reducir el impacto ambiental que generan. Además, se impulsará el programa de “las 3 R”: reducir, reutilizar y reciclar .

El programa se ha iniciado en el Estado de México, donde más dos mil establecimientos se han comprometido a reciclar, reutilizar y reducir el uso de bolsas de plástico. Además, cada establecimiento contará con un lugar habilitado para recoger las bolsas.

Es el primer convenio en el ámbito nacional que se firma con la ANTAD, asociación que tiene cerca de 30.000 integrantes y más de 20 millones de metros cuadrados en tiendas. El programa tratará de concienciar a los ciudadanos pues, sin su colaboración, este programa no tiene sentido. Así lo ha señalado el secretario de Medio Ambiente, Gustavo Cárdenas Monroy, que ha afirmado que en el cuidado del medio ambiente la participación conjunta entre gobierno, asociaciones y ciudadanos es primordial. Cuando se trabaja de manera conjunta, gobierno, empresarios y sociedad civil se pueden lograr grandes beneficios, concluyó.

Por su parte, Cuauhtémoc Sariñana, director de Prevención y Control de la Contaminación del Estado de México, manifestó que este programa permitirá disminuir un importante porcentaje de contaminación que genera el uso de las bolsas. Una familia media mexicana utiliza catorce bolsas de asa y dieciséis rectangulares a la semana y, en general, se desconoce el proceso de degradación de cada bolsa, un proceso contaminante y que tarda muchos años.

Además de la reducción en el número de bolsas, el programa contempla la optimización del diseño de las mismas en su peso, tamaño y grosor, lo que permite disminuir considerablemente el uso de plástico y, por lo tanto, de energía fósil.