Michelle Obama crea un “jardín polinizador” en la Casa Blanca
El huerto de la Casa Blanca está viviendo uno de sus mejores momentos con la Primera Dama, Michelle Obama. Su cruzada personal contra la comida procesada y el azúcar ha encontrado en esta iniciativa una manera de difundir los buenos hábitos alimenticios y, dicho sea de paso, tampoco le fue nada mal para apoyar a su marido en la carrera presidencial.

Desde que lo fundó en 2009, siguió la tradición de otros de sus ilustres inquilinos que, como George Washington, Eleanor Roosevelt o John Adams o los Clinton, también fueron jardineros. En su caso, la moda de lo orgánico y de la protección ambiental se suman al rédito político que le dan las lechugas, las calabazas, el brócoli, los guisantes, las fresas o, como gran novedad, las abejas, que ahora acaban de ser invitadas a la fiesta.

Por sexto año consecutivo, estudiantes de distintas escuelas de Washington acudieron a sembrar parte de los jardines sur de la residencia en el marco de su campaña Let’s Move!, que promueve la buena alimentación y una vida activa. Un año de más de lo mismo, excepto porque incorporó un jardín de flores espcialmente diseñado para que las polinicen las abejas dentro como ampliación del huerto de la Casa Blanca.

Ayudar a las abejas

Con este jardín se pretende concienciar sobre la preocupante caída de la población de las abejas en todo el mundo. “Este jardín polinizador va a contribuir a solucionar ese problema”, dijo Michelle. Bromeando, admitió que la idea no sería bienvenida por sus hijas Sasha y Malia “porque no les gustan demasiado las abejas, pero las abejas son buenas y hacen bien”. Además, esas mismas abejas ayudarán a que la cosecha sea mejor. Así lo explicó a los niños:

Las abejas están muriendo. Ni siquiera sabemos por qué, pero están desapareciendo y eso puede ser un problema para el planeta, porque no tener insectos que polinicen las plantas puede afectar a nuestras fuentes de alimentación

Michelle Obama crea un “jardín polinizador” en la Casa Blanca
La plantación de avena ha sido otra de las novedades en la plantación de vegetales. Por lo tanto, la noticia ha sido más bien la ausencia de noticias. O lo que es lo mismo, un constante apogeo de los cultivos más asentados como el maíz, tomates, lechugas, rúcula, patatas, cebollas, brócolis, guisantes o coliflores. Sobre todo, se han obtenido “toneladas” de lechuga y tomate, según Sam Kass, el director de la campaña Let’s Move.