Miden la contaminación de China desde el espacio
Hay una leyenda urbana que dice que la Gran Muralla China es la única construcción creada por el ser humano que se puede ver desde el espacio. Pero es eso, una leyenda urbana. Es decir, que es mentira. Pero lo que sí se va a empezar a poder ver desde el espacio es la contaminación de China.

Un equipo de investigadores de las universidades de Yale y Columbia, junto con el Battelle Memorial Institute, ha usado datos provenientes de satélites para obtener datos sobre las concentraciones de partículas finas en China. Estas mediciones a través de satélite no son perfectas, pero sí ofrecen las primeras estimaciones medias de las concentraciones a nivel del suelo y de forma anual de los contaminantes PM 2,5.

Las PM 2,5 son partículas de 2,5 micrones o menos de diámetro y pueden causar graves problemas de salud. En todas las ciudades del mundo hay, ya que derivan de los gases contaminantes de los coches, pero en China se ha convertido en uno de los mayores problemas medioambientales del país. se ha convertido en un foco de las campañas de seguridad pública de China en los últimos meses. Estas partículas finas son capaces de penetrar en los pulmones y llegar a la sangre. Pueden producir asma, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

La pregunta que surge entonces es ¿cómo es posible medir partículas microscópicas desde el espacio? Lo que miden los científicos es la profundidad óptica de aerosoles (AOD), una medida del grado en que las partículas evitan la transmisión de luz a través de la absorción o la dispersión.

Gracias a algoritmos, modelos y programas informáticos que procesan la información, se puede hacer un cálculo aproximado de estas peligrosas partículas. Hay diferencias regionales y de climatología que hay que tener en cuenta para el cálculo, pero la medida es bastante aproximada.

Las concentraciones de PM 2,5 se expresan en términos de exposición promedio por provincia o municipio. Así, las concentraciones de PM 2,5 en las zonas más densamente pobladas dentro de una provincia es mayor que la media provincial de las áreas periféricas o escasamente pobladas.

Los resultados arrojan que todas las regiones excepto cuatro provincias y Taiwán tienen una media de exposición a las PM 2,5 anuales por encima de los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), fijada en una media anual de 10 microgramos por metro cúbico.

Deberían hacer esta medición en otros países del mundo: España, México, Italia…