Miles de pelícanos y delfines muertos en la costa de Perú
Han aparecido varios pelícanos y delfines muertos en el la costa cercana a la capital de Perú, Lima. El Ministerio de Salud, a través de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), lanzó una alerta sanitaria en la que aconseja no acudir a los balnearios limeños.

Los animales fueron encontrados en las playas La Encantada, La Herradura y Los Pavos (Barranco), y también en Venecia y Barlovento, cerradas a la población por disposición del municipio de Villa El Salvador. Hay banderas rojas en las playas y prohibición de consumir pescado crudo. No se puede disfrutara del famoso ceviche. Se investiga qué ha causado la muerte de los animales.

En menos de dos semanas, unos 1.500 pelícanos han sido encontrados muertos a unos 200 kilómetros de la costa, en Piura, en la frontera con Ecuador, y en Lambayeque, a 790 kilómetros al norte de Lima, según las cifras del Departamento de Agricultura. Sólo el sábado 5 de mayo se encontraron catorce pelícanos muertos en unas dieciocho playas de la zona de Lima, en el Pacífico.

Por otra parte, casi un millar de delfines murieron varados en la costa norte del país entre enero y abril de este mismo año.

El Instituto del Mar (dependiente del Ministerio de Pesca) guarda silencio. Algunos ya han acusado al Gobierno de proteger los interés del poderoso grupo de presión de la pesca industrial, un sector muy importante en la economía peruana.

La ONG “Organización para la conservación científica de los animales acuáticos” (Orca) atribuye las muertes de los delfines en las actividades de exploración de las compañías petroleras en la zona, que generan un impacto acústico.

El director de la ONG Mundo Azul, por su parte, el biólogo alemán Stefan Austermühle, ha señalado que la muerte masiva de pelícanos y delfines puede ser un riesgo para la salud pública, ya que se puede producir una peligrosa mutación de un virus.