Misteriosa muerte de focas grises en Finlandia
Buceadores de la organización de conservación marina Oceana han documentado la mortalidad de una docena de focas grises en el fondo marino del islote Bogskär, al sur de las islas Äland, entre Finlandia y Suecia. Oceana está llevando a cabo una campaña en el Mar Báltico desde el buque de investigación Hanse Explorer que durará dos meses.

Los cuerpos de los animales, de unos seis meses de edad, estaban a unos siete metros de profundidad y a unos veinte metros de distancia del islote. En uno de los casos, al menos, una foca de menor edad estaba acompañada del cadáver de un ejemplar adulto.

Bogskär es una roca aislada, en el centro del Báltico, a una distancia de sesenta kilómetros hasta la costa más cercana. En la isla sólo hay un pequeño faro automático y una plataforma para aterrizaje de un helicóptero. Allí vive una pequeña colonia de focas grises, compuesta por un par de docenas de ejemplares. Durante la presencia de Oceana, el resto de la colonia parecía en buen estado de salud.

La organización no sabe aún por qué se han producido las muertes. Pero, sin duda, va a tener un serio impacto para el reducido tamaño de la colonia y por la edad de los ejemplares afectados.

Se han descartado causas de la muerte como desnutrición, daño físico, disparos, señales de artes de pesca… Es un misterio. Podría deberse a una intoxicación por algas, pero es muy raro en esta época del año. Otra hipótesis que se baraja es que el causante sea algún tipo de virus.

Oceana se ha puesto en contacto con varios expertos finlandeses en focas para determinar las causas de la muerte e intentar evitar otras similares en el futuro.

Oceana pide ampliar la red de áreas marinas protegidas en el mar Báltico hasta el 30%. También trabajan para mejorar la gestión pesquera en la región, acabando con la sobrepesca y la pesca ilegal.