Misteriosa muerte de más de 500 pingüinos en la costa de Brasil
Las muertes masivas de animales suelen crear situaciones de perplejidad, pero la extrañeza suele acabar en alguna explicación plausible que nos explique las razones de la masacre. Este caso de más de medio millar de pingüinos muertos, sin embargo, sigue envuelto en la bruma de lo inexplicable. ¿Qué ha podido matarlos, cuando estaban bien alimentados y no tenían heridas, manchas de petróleo ni signos de fatiga extrema? Los científicos no encuentran respuestas.

Han pasado varios días desde que 512 pingüinos de Magallanes (Spheniscus magellanicus) fueron encontrados muertos en la costa sur de Brasil, concretamente en el Estado de Rio Grande do Sul, y desde entonces los biólogos siguen intentando dar con la respuesta a la pregunta del millón: ¿Qué pudo pasarles?

Hallarla no es fácil. Por un lado, los resultados de la autopsia se demorarán un mes, pero quizás éstos tampoco aclaren nada, ya que no hay pistas ni sospechas sobre alguna posible razón. En un primer momento, los biólogos que estudian el suceso quedaron boquiabiertos al ver tantísimos animales muertos ya estaban perplejos por primera vez por el gran número de animales encontrados sin vida, pero aparentemente en buen estado.

Los resultados de la autopsia podrían hacer luz en este intrigante suceso que ha acabado con la vida de tantos ejemplares de una especie catalogada como de “casi amenazada” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Curiosamente, la muerte de estos pingüinos ocurre a pocos meses de que se hallaran ahogadas a unas 500 aves marinas en la costa central de Chile, que murieron enredadas en las redes de pescadores de la zona. Recordemos que los pingüinos de la especie de Magallanes se pueden encontrar en grandes colonias en el sur de Argentina y también en Chile.