Monsanto siembra en Italia maíz transgénico
Tras confirmar mediante análisis de laboratorio que el maíz sembrado en una parcela de la provincia de Friuli, Italia, es una variedad de maíz transgénico patentada por Monsanto, el MON810, sin que se cuente con la autorización correspondiente y que, por lo tanto, es ilegal, activistas de Greenpeace Italia, Austria, Alemania y Hungría pusieron en cuarentena dichos cultivos con una acción pacífica. Vestidos con trajes de bioseguridad para protegerse de la contaminación, los activistas de la organización ecologista aislaron, cortaron y confinaron la parte más alta de plantas de este maíz transgénico, pues existe una extensa documentación acerca de las amenazas del MON810 para la biodiversidad, incluyendo la acumulación de toxinas en el suelo e impactos negativos sobre especies como mariposas y palomillas.

Federica Ferrario, coordinadora de la campaña de Agricultura de Greenpeace Italia afirmó que “Greenpeace actúo hoy para prevenir la contaminación de estos cultivos transgénicos ilegales y peligrosos”. Greenpeace y la Fuerza Especial para una Italia Libre de Transgénicos, quieren con esta protesta llamar la atención de las autoridades italianas para que tomen acciones decididas contra los cultivos transgénicos ilegales.

“Las autoridades deben de actuar inmediatamente, especialmente porque es muy probable que haya otras parcelas de maíz transgénico cultivadas en Friuli. Greenpeace empezó el trabajo hoy, pero ahora las autoridades deben retomarlo y actuar para aislar y destruir estos campos transgénicos, además de empezar a realizar estudios y análisis a gran escala”, anadió Federica Ferrario.

En México, la organización ecologista también denunció, en 2007, siembras ilegales y contaminación de semillas en el valle de Cuauhtémoc tras haber detectado la presencia de las variedades de maíz transgénico NK603, MON810, MON862, semillas vendidas como híbridas. “El caso de Friuli reafirma una vez más la estrategia de contaminación de la empresa transnacional Monsanto para difundir sus semillas transgénicas”, señaló Aleira Lara, coordinadora de la campaña Agricultura Sustentable y Transgénicos en Greenpeace México.