Muchos humedales costeros podrían desaparecer este siglo
Los humedales de todo el mundo están en peligro. Según los científicos, este tipo de ecosistema, que normalmente se forma en lugares de tierra plana que se inundan permanente o intermitentemente, pueden ser más sensibles de lo que se creía ante el cambio climático y, especialmente, a una de sus consecuencias: el aumento del nivel del mar que se está produciendo en este siglo XXI.

La tesis se puede leer en un artículo publicado en Geophysical Research Letters, una revista de la American Geophysical Union (AGU). Según el artículo, si continúa el aumento en el nivel mar, los humedales costeros de todo el mundo desaparecerán a finales de siglo.

Los humedales son ecosistemas únicos debido a que se encuentran a medio camino entre los ecosistemas terrestres y los marítimos. Pueden formar pantanos, turberas, marismas, etc. Los humedales poseen dos características claramente diferenciadoras: el cambio que se produce en la tierra y las especies que lo habitan, sobre todo, aves y reptiles, que están adaptadas a este hábitat y difícilmente podrían sobrevivir en otro.

En Estados Unidos, las antiquísimas y famosas marismas de la coste este, las míticas zonas pantanosas de Florida, podrían desaparecer a causa de la disminución de sedimentos en la zona. Entre otros, el estuario de Plum Island, el más grande de Nueva Inglaterra, o los humedales costeros en Albemarle, en Carolina del Norte, donde se encuentra el estuario más grande de Estados Unidos, Pamlico Sound.

Los científicos afirman que algunos humedales podrían adaptarse al cambio del nivel del mar, pero no todos. Dependerá de factores como las interacciones de las inundaciones, la vegetación y la sedimentación en la zona. En general, se tiene que seguir produciendo la sedimentación provocada por la subida de la marea. Si no, el humedal desaparecerá.

Además de servir de hábitat para muchas especies de animales, los humedales costeros proporcionan protección ante las tormentas de la costa, ayudan a preservar las costas, son la base de la explotación comercial de mariscos y sirven como hábitat de paso para las poblaciones de aves migratorias. Todos estos recursos y servicios, por tanto, se encuentran amenazados.