Muere el bebé panda nacido en un zoo japonés
Como decía la tierna canción de Enrique y Ana, este osito panda aún no andaba, y tampoco tenía nombre, siguiendo la tradición china que aconseja esperar cien días para ponérselo, pues muchos no sobreviven, como, por desgracia, le ha pasado a este pobrecito.

Su madre, Shin Shin dio a luz a su cría hace una semana, y el nacimiento fue un acontecimiento muy celebrado en Japón, ya que se trataba del primer panda nacido en el Zoológico Ueno desde 1988, y también en el mundo entero, pues la especie cuenta con millones de fans incondicionales y se encuentra en grave peligro de extinción. No en vano, únicamente quedan 1.600 pandas en estado salvaje, la mayoría en Sichuan, al suroeste de China. De hecho, de China es de donde vino Shin Shin poco antes del terremoto y tsunami que sufrió Japón el pasado año.

Recordemos que las hembras de esta especie suelen tener una sola cría cada dos o tres años, y en cautividad su fertilidad todavía es menor, por lo que la muerte de este ejemplar fecundado de forma natural (sin necesidad de inseminación artificial) ha sido un palo para los conservacionistas chinos, que trabajan hasta la extenuación intentando aumentar el número de ejemplares en cautividad para luego poder integrarlos en su hábitat natural.

Pero esta vez no pudo ser, y el bebé macho murió a consecuencia de una traicionera neumonía. Un guarda del zoológico cuenta que lo encontró inerte sobre el pecho de su madre, y aunque intentaron reanimarlo ya nada pudo hacerse por él.

Ahora sólo queda pensar en lo que pudo ser y no fue. Nos quedaremos sin poder elegir un nombre para él, sin verlo dar sus primeros pasos, sin sonreir ni conmovernos mientras toma sus primeros biberones o aprende a comer bambú, manzanas o delicioso pan al vapor. Nos perderemos, en fin, poder presenciar cómo el osito iba descubriendo la maravillosa aventura de la vida cerca de su amorosa madre.

Esta es, sin duda, una mala noticia para la conservación de la especie, pues su supervivencia hubiera sido una gran noticia, pero sobre todo lo es para los amantes de la ternura, de la belleza y de la inocencia más puras.