NH Hoteles y Siemens medirán el consumo energético de sus clientes
La cadena hotelera NH Hoteles y Siemens han iniciado un proyecto que medirá el consumo energético de los clientes de dicha cadena hotelera en sus estancias inteligentes para, de esta manera, conocer su consumo energético al detalle y al mismo tiempo, concienciar a los clientes sobre el gasto energético que realiza durante su estancia en su habitación de hotel.

NH Hoteles monitorizará en tiempo real los consumos hídricos, lumínicos y energéticos, es decir, el gasto de calefacción y de aire acondicionado que realicen sus clientes, por medio de dos prototipos de nuevas habitaciones en sus establecimientos NH Eurobuilding Madrid, que estarán equipadas con tecnología de Siemens.

La iniciativa tomada por la empresa supone un paso más en la política de responsabilidad medioambiental de NH Hoteles, que, siempre cumpliendo con su Plan Medioambiental, tiene como objetivo reducir un 20% su consumo de agua, luz y energía en general, así como su producción de consumos para antes de 2012.

Mediante estas “habitaciones inteligentes” la cadena hotelera sacará conclusiones y extraerá pautas de comportamiento energético con las que diseñarán el modelo de habitación eco-responsable del futuro, que también será la base de proyectos venideros para incentivar a sus clientes para difundir un comportamiento eco-responsable mediante programas y ofertas varias.

Cada habitación inteligente cuenta con dispositivos que monitorizán y optimizan el consumo, que se encuentran, a su vez, asociados a un software de gestión y control específico denominado “Desigo Hotel Solution”, que transforma estos gastos energéticos de cada habitación en emisiones de carbono que cada cliente podrá consultar en recepción.

NH Hoteles y Siemens medirán el consumo energético de sus clientes
Gracias a que la empresa podrá conocer los datos en tiempo real de consumo por habitación, se podrán optimizar los consumos de luz, agua y energía para adaptarlo también a las labores de limpieza y acondicionamiento de cada habitación.

Los planes de la empresa son implantar habitaciones inteligentes en sus futuros establecimientos con dos objetivos, el primero, conocer el patrón de consumo de agua y energía real de sus clientes y el segundo, premiar a todos aquellos huéspedes que tengan una actitud más eco-responsable.

Para realizar esto último la cadena hotelera analizará las pautas de consumo de sus clientes y las comparará con la media de cada establecimiento para adecuar su oferta y su sensibilización medioambiental a las demandas reales. De esta manera, cada huésped podrá comprobar si ha realizado gastos por encima o por debajo de la media del hotel, como forma también de concienciar a los huéspedes para que hagan un uso racional de los recursos naturales disponibles.