Nivel de reforestación en España
España es uno de los países que mayor ritmo de recuperación forestal ostenta. A pesar de ello, todavía queda mucho trabajo por delante. Según informes recientes sobre el estado de los bosques españoles, queda mucha superficie totalmente desarbolada en gran parte por culpa de los incendios.

En estos momentos el nivel de reforestación de nuestro país es el más alto de Europa. Podemos presumir de un 2,19% frente al 0,51% de la media europea. La Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF) acaba de presentar un informe esperanzador que nos coloca en segunda posición en cuanto a reforestación, sólo superados por China en el ranking. Además, contamos con la segunda mayor superficie forestal de Europa, tan sólo superados por Suecia.

En estos momentos hay en España aproximadamente 17.804 árboles, cifra que cada año aumenta de media en 284 millones. Desde 1975 se han plantado 10.074 millones de árboles, lo que supone un incremento significativo en las últimas décadas. Aunque se ha superado con creces lo que se pedía en el Plan Nacional de Repoblación de 1939, todavía queda mucho trabajo por delante.

¿Por qué a mejorado tanto la situación? Según se puede leer en el informe, el abandono de las zonas rurales ha sido fundamental. También lo ha sido la transformación de áreas agrícolas y ganaderas en forestales, algo en lo que la Política Agraria Común de la Unión Europea ha tenido mucho que ver.

A pesar de que los resultados son muy positivos, hay que seguir trabajando en la reforestación. Hoy en día la mitad de la superficie española está desarbolada y la actividad humana es una amenaza para los bosques que todavía conviven con nosotros. La presión urbanística, la desordenada extensión de las especies exóticas y las actividades agrarias son serias amenazas para un futuro no demasiado lejano.

Nivel de reforestación en España
Por último decir que para mejorar el estado de los bosques españoles se pueden llevar a cabo las siguientes acciones:

– Concienciación de su importancia: Los bosques son imprescindibles para luchar contra el cambio climático. En estos momentos 186 toneladas de dióxido de carbono desaparecen en España gracias a ellos. La madera también es muy importante como recurso energético para distintos sectores económicos.

– Protección legal: Se debería incrementar el presupuesto destinado a la protección de los bosques. Las administraciones y el Gobierno deberían coordinarse mejor para llevar a cabo acciones más efectivas, algo que pasa por el buen funcionamiento del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

– Incendios forestales: Cada año 120.000 hectáreas sufren por culpa de los incendios. Es uno de los principales causantes de la deforestación y hay que seguir luchando año tras año.

– Gestión sostenible: Los nuevos modelos de producción agraria y forestal tienen que impulsar una economía rural respetuosa con los recursos naturales existentes.

– Más acciones de reforestación: Hay que seguir trabajando en este sentido. Las buenas cifras comentadas anteriormente se tienen que mejorar año a año. El Gobierno ha prometido plantar 45 millones de árboles entre 2008 y 2012. Veremos si es verdad.