No a los pesticidas tóxicos
La lucha contra los pesticidas tóxicos y otras sustancias nocivas para la salud y el medio ambiente se han intensificado un poco más durante los últimos meses. Además, se han incluido 9 elementos más a la lista de los contaminantes orgánicos persistentes (COP) más peligrosos del mundo.

Los COP son sustancias químicas utilizadas extensamente durante años por sus diversas aplicaciones industriales, pero especialmente tóxicas. Dichas sustancias químicas son han sido utilizadas de forma casi masiva durante años por enormes aplicaciones industriales, pero completamente tóxicas.

Sin embargo, mientras los países más desarrollados se han prohibido algunas de estas sustancias más peligrosas, en otros en vías de desarrollo se siguen utilizando de modo extensivo. En ese sentido, las diferencias entre países ricos y pobres es muy grande.

Algunos de los elementos prohibidos son:
– Clordecona (Kepone): insecticida muy potente utilizado para fumigar plantas como el tabaco, arbustos ornamentales, plátanos y cítricos, y en trampas para hormigas y cucarachas.
– Lindano: insecticida agrícola empleado para el tratamiento de la pediculosis y la sarna en las personas.
– Pentaclorobenceno: utilizado en la fabricación de insecticidas y como tratamiento antipiojos.
– SPFO: compuesto químico empelado en productos resistentes a las manchas.
– Hexabromobifenilo: retardador de llama que se lo relaciona con una gran cantidad de problemas de salud.