Nourishmat, un método para crear huertos urbanos sin conocimientos de jardinería
Nourishmat es un método que nace con el objetivo de desarrollar huertos urbanos y ayudar a alimentar de forma sana a las comunidades. Con Nourishmat cualquier persona o comunidad que tenga un pequeño trozo de tierra puede cultivar comida saludable. Se trata de una especie de alfombra que hay que desplegar en el suelo con las semillas y la información de cada planta.

Por otra parte, la técnica evita la necesidad de usar pesticidas, así que las verduras que se cultivan son ecológicas. Nourishmat tiene un diseño intuitivo para que el usuario sepa lo que planta y cómo hacerlo y sirve como barrera para que no salgan malas hierbas. Tiene las semillas y un sistema de riego por goteo.

Con este sistema, no sólo se obtiene comida sana, sino la satisfacción de haber creado y cuidado (sin mucho sacrificio, además) un huerto urbano. Disfrutar de verduras cultivadas por uno mismo, en cierta forma, alimenta la autoestima.

Según los creadores del invento, las primeras pruebas que se han hecho han conseguido producir productos de temporada por un valor de doscientos dólares. Así que, siempre según lo que ellos mismos cuentan, también se ahorra dinero. Las semillas se pueden pedir según se quiera cultivar productos de temporada o todo el año.

El método está diseñado para que todas las semillas germinen y las plantas alcancen la madurez. En otras palabras, debido a la tasa de éxito de germinación, se necesitan menos semillas. Todo ello, evita la necesidad de sistemas como luces de crecimiento o fertilizantes nocivos. Las semillas de Nourishmat se pueden plantar en otros lugares como macetas, jarras, cestas…

Fertilizantes naturales

Algunas semillas se venden en una bola de germinación, que cuenta con nutrientes para que la planta crezca en esas primeras difíciles semanas. La alfombra funciona como una plantilla, indicando qué semillas necesitan más espacio y cuáles puede crecer más juntas. Los fertilizantes naturales que usan están pensados para tierras que llevan tiempo sin ser cultivadas.