Nueva especie de dinosaurio, ancestro del T. Rex
La presentación de este sanguinario angelito bautizado como Lythronax argestes se hecho esperar, pero la demora ha valido la pena. Descubierto en 2009, no nos ha dicho hola hasta hace un par de días, si bien su presentación viene acompañada de jugosas declaraciones y de una colección de réplicas y recreaciones maravillosas.

Según los paleontólogos que presentaron el fósil, este gigantesco depredador vivió hace 80 millones de años, concretamente en la última etapa del período cretáceo tardío, en una zona de la región central de lo que ahora llamamos América del Norte.

Fueron necesarios cuatro años de minuciosas excavaciones para extraer sus huesos y de pruebas que permitieran afirmar que se trataba de una nueva especie (de ahí la tardanza), hallada en el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante. Finalmente, se concluyó el trabajo con éxito para que pudiera entrar en nuestras vidas con nombre y especie propios: Lythronax argestes, cuya primera palabra significa “rey sangriento”, siendo la segunda el nombre puesto por Homero al viento del sudoeste.

Descubrimiento revolucionario

Los científicos que lo han descubierto dicen que el hallazgo revoluciona las ideas de la evolución, pues los gigantescos lagartos como el Tyrannosaurus rex habitaban la Tierra unos 10 millones de años antes de lo pensado.

Nueva especie de dinosaurio, ancestro del T. Rex
Lythronax argestes era un ancestro del T. Rex, algo así como un tío abuelo, para entendernos. No tenía pelaje sino escamas y plumas, brazos pequeños y un hocico estrecho y corto, con una mirada frontal (binocular) que le facilitaba su faceta depredadora, al igual que la forma de su cráneo, perfecto para atrapar, matar y desgarrar a sus presas. A falta de nuevos descubrimientos, se cree que fue el dinosaurio más temible de su área.

Su tamaño era menor que el de su descendiente, con alrededor de unos 8 metros de largo y 2,5 metros de alto hasta la cadera, con un peso de 2,5 toneladas. ¿No es impresionante? Si quieres ver la réplica completa del esqueleto del carnívoro habrás de hacer un viajecito al Museo de Historia Natural de Utah.