Nueva forma de calcular el precio de la electricidad en España
Desde este mes de julio, las compañías eléctricas están obligadas a aplicar el nuevo sistema de cálculo del precio de la electricidad, y también habrá un nuevo modelo de factura para reflejar estos cambios.

La factura gana en sencillez y transparencia, mientras que el sistema fijará la tarifa en función de cómo cotice la electricidad en el mercado mayorista, en sustitución del anterior sistema de subastas, que era más desventajoso para el consumidor.

En concreto, con el nuevo modelo, los peajes los seguirá fijado el Gobierno, -al margen de subidas automáticas si varían los costes previstos-, si bien el cambio fundamental se produce en la parte del recibo que corresponde a la fijación del componente energético, que se establecerá en función de la cotización del mercado mayorista (pool).

De hecho, el cambio tiene como principal objetivo proteger los derechos del consumidor en relación con el suministro, permitiendo elegir entre 3 diferentes modalidades de contratación: precio vinculado al pool, tarifa fija anual o contratos bilaterales en el mercado libre.

• Precio Voluntario del Pequeño Consumidor PVPC (Tarifa Regulada): el consumidor acogido a la antigua Tarifa de Último Recurso (TUR), oficialmente sustituida en enero por la PVPC, pasará de forma automática al PVPC, sin necesidad de cambios ni trámites. Si lo desea, puede elegir otra modalidad y, si lo desea, luego volver al PVPC siempre que quiera. Básicamente, el PVPC puede ser ventajoso al aplicar el precio de mercado, sin añadir el coste por el aseguramiento del precio.

• Precio fijo anual del KWh consumido: Contratar un precio fijo del kWh durante 12 meses puede interesar al consumidor que busque la estabilidad de precios, si bien puede resultar un poco más caro. El contrato puede hacerse con cualquier comercializadora de referencia, y será ésta la que fije las condiciones, que han de ser fácilmente comparables y poder consultarse en la web de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

• Contrato bilateral: También se contrata con cualquier eléctrica en el mercado libre, por lo que serán ellas las que fijarán las condiciones y se podrán incluir servicios adicionales que habrán de detallarse.

El Ministerio de Industria, en colaboración con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), ha lanzado una campaña informativa en distintos medios de comunicación para comunicar a los ciudadanos el cambio en la forma de calcular el precio de la electricidad y la nueva factura.

La página web oficial de la campaña incluye información detallada para que los consumidores conozcan sus derechos, comparen cuidadosamente condiciones y servicios y elijan la modalidad de contratación que más se adapte a sus necesidades.