Nueva York lanzará en verano un sistema de alquiler de bicicletas
Nueva York va a lanzar un sistema de alquiler de bicicletas municipal, algo largo tiempo esperado por muchos neoyorquinos y que, por fin, se pondrá en marcha gracias a que se ha encontrado patrocinador. Se trata de Citi Bike, la forma no contaminante de moverse por Nueva York. Se prevé que el servicio sea lanzado durante el verano de 2012.

Citi Bike ofrecerá una red con miles de bicicletas. Se podrán recoger en un punto, en el domicilio o en el trabajo, para devolverlas en otra de las cientos de estaciones que se ubicarán por toda la ciudad. Se distribuirán unas 10.000 bicicletas (sí, 10.000, no es una errata) por las calles más transitadas de la ciudad. El patrocinador del servicio será el grupo financiero Citi, según anunció el alcalde Michael Bloomberg.

Citi Bike se convertirá en el mayor sistema público de alquiler de bicicletas en Estados Unidos. Se instalarán unas seiscientas estaciones para conectar Manhattan y Brooklyn. Citi aporta 41 millones para patrocinar el servicio. El sistema será operado por Alta, que desarrolla proyectos similares en otras ciudades como Washington o Boston.

Las bicicletas de Citi Bike es una red 24/7 de transporte asequible que ayudará a los neoyorquinos a llegar a sus destinos más rápido y sin contaminar, ha señalado el alcalde. El plan fue anunciado en septiembre de 2011. El departamento de transporte ha estado, desde entonces, planificando las ubicaciones de las estaciones. Se incluyen lugares míticos como Times Square, Penn Station o Central Park.

La cuota anual del sistema de alquiler de bicicletas será de 95 dólares (unos 76 euros), con derecho a viajes gratuitos de hasta 45 minutos. Otra posibilidad será pagar una cuota semanal disponible por 25 dólares o, por un día, 9,95 dólares, con los primeros 30 minutos gratis.

La estrategia es impulsar los viajes cortos. En cambio, quienes quieran montar en bicicleta todo el día, tendrán que pagar un precio mucho más alto.

Según el alcalde de Nueva York, con este sistema, al tratarse de una colaboración entre el ayuntamiento y una empresa privada, será totalmente viable económicamente.