Nuevas especies descubiertas en Venezuela
Un equipo de la BBC ha encontrado nuevas especies en la Amazonia. Una de ellas es un grillo nadador. Según el biólogo George McGavin, uno de los científicos del equipo, es “el animal más increíble que he visto nunca: nada debajo del agua, impulsándose con sus patas delanteras como si estuviera nadando estilo libre y pateando con las traseras”.

McGavin y sus colegas viajaron a Sudamérica para grabar una nueva serie coproducida por la BBC y titulada Oscuridad: el mundo natural durante la noche. Un grupo de científicos italianos alertó al equipo de la BBC sobre la importancia de una cueva en particular. La cueva estaba ubicada en un tepuy, un tipo de formación rocosa grande y elevada, muy característica de Venezuela.

Allí, en la cueva, un pez gato de un color pálido y apenas rastros de lo que en el pasado fueron ojos nadaba usando órganos sensoriales en su cabeza. Años viviendo en la oscuridad total de la cueva habían eliminado evolutivamente la necesidad de una correcta visión, como ocurre con los topos. El biólogo estaba entusiasmado por grabar algo que jamás había sido registrado. Ni siquiera, quizá, visto.

El científico también descubrió en esa cueva un opilión, conocido vulgarmente como murgaño o segador, que podría ser un descubrimiento para la ciencia. “Es un animal extraño y no recuerdo haber visto una imagen o ilustración de nada que se le parezca, por lo que podría ser una especie no descrita hasta el momento”, ha señalado McGavin.

Los opiliones son arácnidos, grupo que incluye a arañas y escorpiones, pero este espécimen en particular se comportó en forma inusual, no reaccionando en absoluto a la luz de las linternas. Al acercarse, el equipo de la BBC descubrió que el opilión no tenía ojos.

Según McGavin. si hubieran podido permanecer en la cueva más tiempo seguramente hubieran hecho más descubrimientos. Los tres especímenes aún no han sido descritos formalmente, pero el científico cree que podrían ser especies nuevas.

Regiones como la del tepuy venezolano son conocidas como punto calientes de la biodiversidad, ya que viven allí un gran número de especies endémicas que no pueden hallarse en ningún otro lugar. Una especie de laboratorio de experimentación de la naturaleza.