Nuevas tecnologías para eliminar la basura espacial
La basura espacial es un problema que va más allá de la simple polución galáctica, ya que también supone un mayor riesgo de colisiones en órbita. Por lo tanto, si bien lo importante es dejar de ensuciar aplicando un código buenas prácticas espaciales, todavía inexistente, por cierto, no pueden despreciarse las propuestas de eliminar la basura acumulada.

Una ultimísima iniciativa corresponde a un nuevo sofware que elimina basura espacial con un clic. Sus creadores, investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, han presentado su solución dentro del proyecto internacional BETs para la eliminación de desechos espaciales.

El proyecto incluye el simulador BETsMa, un software que posibilida a las empresas aeroespaciales un análisis preliminar de sus misiones para devolver los viejos satélites a la Tierra. En concreto, el software analiza misiones de deorbitado de satélites con amarras espaciales electrodinámicas.

Un software y una red

En palabras de su creador, Gonzalo Sánchez Arriaga, se trata de una “herramienta informática de manejo sencillo que permite a usuarios no especializados obtener los valores más significativos de una misión con amarras (…). El programa calcula las principales figuras de mérito del sistema, incluyendo el tiempo de desorbitado, las masas de los diferentes subsistemas, la trayectoria del satélite y la probabilidad de supervivencia de la amarra”.

En suma, su objetivo es demostrar la eficacia de un “sistema de desorbitado económico, fiable y ligero para as alcanzar un acuerdo internacional” que obligue a desorbitar los objetos lanzados al finalizar una determinadad misión.

Otra de las propuestas, mucho más directa, es la de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA). Ni corta ni perezosa, JAXA se ha unido a Nitto Seimo, una empresa de fabricación de equipos de pesca para crear una red magnética hecha de alambre que mide unos 300 metros de largo, con la que poder atrapar la basura espacial.

La misión comenzó el pasado 28 de febrero y su carácter es experimental, lógicamente. Según han explicado sus responsable, la red creada viaja a bordo de un pequeño satélite y se despliega para pescar desechos, para finalmente desintegrarse junto con ellos antes de regresar.

Nuevas tecnologías para eliminar la basura espacial
Recordemos que la basura espacial se compone de una gran cantidad de objetos artificiales como restos de las naves espaciales, trozos de cochetes, naves inservibles o partículas desprendidas durante las misiones sin utilidad que orbitan la Tierra a grandes velocidades sin regresar jamás a la atmósfera.