Nuevo biodiésel gracias a la red social para científicos ResearchGate
ResearchGate es una red social en internet que permite que científicos de todo el mundo se pongan en contacto y puedan colaborar en el desarrollo de sus investigaciones. Así entraron en contacto Rafael Luque, profesor de Química Inorgánica de la Universidad de Córdoba, y Rick Arneil Arancon, graduado de la Universidad Xavier, en Cagallan de Oro (Filipinas).

Gracias a la comunicación que permite esta red social para científicos, ambos han desarrollado una nueva forma de producción de biodiésel más limpia y barata a partir de residuos. Arancon hacía, en 2010, su trabajo máster de fin carrera. Fue en esa época cuando contactó con Luque, un experto en catálisis de biocombustible, en nanomateriales y en nanopartículas soportadas.

Arancon trabajaba en un proyecto sobre biodiésel y, al principio, Luque solo le ayudó enviándole bibliografía y ofreciéndole supervisión. Más tarde, también orientación sobre cómo enfocar el proyecto. Por último, Arancon envió sus muestras a Luque desde Filipinas para que éste hiciera las pruebas y las caracterizara en el laboratorio de la universidad. Los resultados del trabajo conjunto se han publicado en la revista Green Chemistry.

Según Luque, el proceso que han establecido para la obtención de biodiésel se basa en la catálisis heterogénea. Han logrado un modo de elaborar un biodiésel más limpio y a partir de aceites de fritura residuales. Además, el material carbonoso utilizado como catalizador está derivado de las mazorcas de maíz, otro residuo alimentario muy extendido en Filipinas.

Rafael Luque explica las numerosas ventajas con respecto a los procedimientos convencionales que utilizan sosa o potasa como catalizador homogéneo. El procedimiento convencional da lugar a la formación de jabones y emulsiones con dichos residuos oleaginosos, mientras que con el procedimiento que han inventado se logra una transesterificación y esterificación simultáneas, evitando procesos engorrosos de separación y purificación del biodiésel obtenido. Además, el catalizador es recuperable y reutilizable en el proceso. Se trata de un material barato y compatible con el medio ambiente al ser derivado de la biomasa. Incluso podría tener otras aplicaciones como cromatografía o en la adsorción para atrapar CO2.

Arancon ahora trabaja para mejorar el proceso de catálisis y, si todo va bien, el año que viene hará su doctorado con Luque en la Universidad de Córdoba.

ResearchGate es una plataforma muy potente para fomentar la colaboración entre científicos. Luque resalta las oportunidades que se abren gracias a esta red para investigadores que viven en países desfavorecidos, ya que les permite establecer colaboraciones con investigadores que cuentan con más medios.